Tatuaje de Jorge Sampaoli
Tatuaje de Jorge Sampaoli

No escucho y sigo

La responsabilidad es tan grande como su romanticismo, ¿y si sale todo esto?
Por  21:39 h.

Puede que más de uno se enoje, y quizás tenga sus poderosas razones, cuando el que suscribe estas líneas haya decidido abonarse al modesto club de los que piden tiempo para el proyecto Sampaoli. Pero es que, sinceramente, no queda otra. Hay un gran argumento para enfadarse. No es anecdótico: este Sevilla FC contemporáneo y sus gentes tienen un cabreo tremendo porque todos en el club se han acostumbrado a ganar, independientemente de lo magno que sea el rival que se pone enfrente; y resulta que ahora, por primera vez en su historia, ha perdido tres finales consecutivas, Copa del Rey, Supercopa de Europa y Supercopa de España. Pero hay otros silogismos en el guión con mucho más peso y que empujan a la confianza, a tener un cierto grado de paciencia hacia lo que el Sevilla está construyendo. La apuesta por Sampaoli es fuerte, enormemente arriesgada por su estilo rompedor y rebelde. Pero es, a la vez, cautivadora… ¿Y si sale todo esto?

Conjeturas aparte, hay que creer. Sí, hay que creer, principalmente porque el que ha traído a Sampaoli no es otro que el hombre que más sabe de fútbol entre el sevillismo, el indiscutible generador de esa fórmula magistral que ha untado de gloria las vitrinas del club… un tal Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi. Merece, al menos, eso: tiempo. Ya no nos acordamos de una fría noche de diciembre de 2013 en la que todo el Sánchez-Pizjuán se desgañitaba pidiendo la cabeza de Emery tras caer eliminado en la Copa del Rey por un Segunda B como el Racing… luego llegarían tres títulos de la Europa League. Mientras, a Sampaoli, tras morder el polvo en las Supercopas veraniegas, se le ve serio, hiperconcentrado, hermético. Pero eso no es un síntoma extraño en él, sino su forma de vivir y respetar una profesión a la que ama. La responsabilidad es tan grande como su romanticismo, el mismo que recoge uno de sus tatuajes con parte de esta estrofa del tema ‘Prohibido’, del grupo Callejeros: “No escucho y sigo, porque mucho de lo que está prohibido me hace vivir. No me persigo, porque mucho de lo que está prohibido me hace feliz. Lo reprimido, cuando estas cautivo, te impide salir”.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @AFDLP: El Betis manda un mensaje de ánimo a los afectados por el incendio de Doñana https://t.co/Gqcn0UBjLi vía @RealBetis - 27 mins ago