Llamamiento a la calma

Por  21:55 h.

Sevilla FC: Luis Fabiano y Kanouté celebran con Adriano y Capel uno de los goles al TenerifePorque ni hace 8 días el Sevilla era tan malo cuando encajó un duro 3-0 ante el Villarreal, ni ahora es tan bueno después de ganar por el mismo guarismo al Tenerife, desde estas líneas quiero hacer un llamamiento al sevillismo a mantener la calma. Sí que es verdad que ante los insulares se vieron cosas nuevas, como por ejemplo, un mejor trato del balón con más toque y menos pelotazos, el querer salir desde el inicio a por el partido, cosa que en los últimos encuentros de la era Jiménez se salía a verlas venir según el rival, salvo el partido del Bernabéu. Todo ello a expensas de que aparecieran los cracks, y Luis Fabiano y Kanouté volvieron a ser los protagonistas de la función del sábado por la noche en Nervión. Aunque estuviéramos ante un rival que huele, si en las últimas ocho jornadas no lo remedia, a Segunda división por la dinámica negativa que está trayendo en los últimos dos meses.

Estaba claro que con dos o tres días de trabajo con el nuevo entrenador, pocas cosas nuevas y buenas se verían en Villarreal, como así ocurrió, pero después de que Antonio Álvarez lleve 10 días al frente del equipo se ve incluso un mejor ánimo entre los profesionales y quizás era eso lo primero que había que recuperar, así como también las sensaciones que te dan los resultados, dejando el juego quizás en un segundo plano, aunque habrá quién quiera que los puntos lleguen con juego.

Por eso ahora al Sevilla le quedan ocho jornadas con rivales de la zona baja en su mayoría, cosa peligrosa por los antecedentes de la primera vuelta, pero no debe ser óbice para que las cosas se vean de otra forma y se tenga la tranquilidad, como dijo el propio Antonio Álvarez, necesaria para seguir trabajando que ha dado el triunfo ante el Tenerife. Málaga, Valladolid, Sporting, Getafe, Racing y Almería, no deben ser obstáculos para que se consigan los tres puntos, con humildad y muchísimo trabajo y sacrificio, en pos de conseguir el objetivo que le queda a los sevillistas por delante en Liga, que no debe ser otra cosa que la cuarta plaza recuperada en esta jornada trigésima del campeonato. Atlético de Madrid y Barcelona serán los otros dos rivales que le quedarían y ante ambos, cualquier cosa podría suceder.