Sin rastro del Sevilla Campeón

Por  1:08 h.

Sevilla FC: Luis Fabiano, cabizbajo durante el choque ante el BragaSí que es verdad que estamos a comienzos de temporada y que incluso el torneo de la regularidad en España no ha empezado todavía, pero, en 10 días, el Sevilla ha dilapidado el crédito que recuperó en mayo, cuando Rodri marcaba en Almería y se ganaba la final de Copa al Atlético de Madrid, pero lo que ocurrió anoche en el Sánchez Pizjuán es muy gordo.

El equipo de Álvarez no es que no remontara la eliminatoria ante el Braga, sino demostró una fragilidad tremenda, no dominó ninguna de las áreas y fue, en resumidas cuentas, un equipo al que le pintaron la cara en su propio estadio, algo a lo que los habituales de Nervión no estaban muy acostumbrados desde hacía tiempo, aunque ya en algunos partidos de la pasada campaña con Jiménez en el banco ya daba muestras de debilidad.

Anoche daba la sensación que del equipo campeón de los años 2006 y 2007 no queda absolutamente nada y los jugadores que deberían tirar del carro por veteranía y calidad, tampoco han aparecido en los partidos contra el Braga y en la vuelta de la Supercopa. Por eso hago esta reflexión, porque el nivel de la plantilla se ha empequeñecido, y de eso la única razón que me viene a la cabeza es que lo bueno que había en la plantilla se ha vendido, pero lo que se ha fichado, ni mucho menos ha dado la talla en muchos momentos de las dos últimas temporadas, y algunos de los que todavía quedan de aquella época gloriosa, o se han acomodado o ya no tienen el ‘hambre’ de entonces.

Antes, había partidos en los que se jugaba mal pero se terminaban ganando, porque el Sevilla los dominaba y se sabía superior al rival. Qué la pelotita no quería entrar muchas veces, bueno, se ganaba el partido, porque al final no se encajaba gol y sí se perforaba alguna vez la meta contraria. Y todavía hay gente que echa de menos a Poulsen, Maresca, David Castedo…incluso a Aitor Ocio, que tan buen papel jugó en la plantilla del todavía para muchos ‘innombrable’ Juande Ramos.

Quizás desde la planta noble del Sánchez Pizjuán deberían hacerse un replanteamiento de la situación. Quién sabe si después de que anoche se volviera a escuchar el ‘¡Del Nido ratero, dónde está el dinero!’, algo que no sucedía desde la jornada 5 ante el Español en aquélla temporada 2005-06, se vuelve a ver a un Sevilla campeón, pero eso sólo lo dirá el tiempo y el serio trabajo de los profesionales.