José María del Nido Carrasco y José Castro en la pasada junta de accionistas
José María del Nido Carrasco y José Castro en la pasada junta de accionistas

El Sevilla FC, más allá de los intereses

Sólo el dinero y el interés personal mueven la polémica en Nervión, cuando Castro fue leal en todo momento a la familia Del Nido
Por  11:38 h.

El Sevilla FC dice mañana adiós a la Liga de Campeones. Lo hace después de una imagen pobre, pero la mayor competición europea a nivel de clubes debería centrar la actualidad sevillista. No será así. Todos los seguidores del equipo de Nervión empujarán para que los suyos le ganen a la Juventus y haya opciones de, al menos, jugar la Liga Europa, aunque realmente el día clave será el miércoles. Los accionistas del Sevilla tienen cita en una junta que se presupone mucho más inquietante y movida que la del año pasado. Lo que debería ser la simple presentación y aprobación de las cuentas (con grandes números y tras conseguir el segundo título europeo consecutivo) se convertirá en una guerra de egos y poder. Por un lado estará el actual presidente, José Castro, orillado por mucha gente del club y que simplemente quiere darle continuidad a lo hecho desde que cogió el testigo de José María del Nido por los problemas personales del abogado con la Justicia. Enfrente, precisamente, el hijo del expresidente. Del Nido Carrasco quiere llegar al poder de la entidad para que su familia vuelva a ser la que lleve la voz cantante de un club centenario que acumula más de un año aguantando situaciones que rozan lo esperpéntico. El dinero se ha antepuesto a los intereses de un Sevilla que, guste más o menos, funciona bien con José Castro como mandamás. Dos títulos europeos lo atestiguan, aparte de unos números en lo económico que ya quisieran muchos clubes.

Hasta un Roberto Alés, en un delicado momento de salud, ha tenido que mover ficha para que la junta de este miércoles no fuera una caza al presidente y, aunque ahora todas las partes dicen que puede haber un acuerdo amistoso, lo cierto es que el mismo viernes tanto Del Nido Carrasco como Gómez Miñán ratificaron una querella contra José Castro. Bien harían todas las partes en centrarse en el Sevilla, en el club, y en dejar a un lado los intereses personales. Si la economía va bien y los dos años de Castro cuentan con dos títulos, no hay lógica que acompañe al cambio en el poder. Sólo el dinero y el interés personal mueven toda esta polémica, algo todavía más triste cuando Castro fue leal en todo momento a la familia Del Nido, incluso cuando el propio expresidente intentó utilizar el club de Nervión para evitar su ingreso en prisión. Por tanto, lo más justo es que todos estos que presumen de sevillismo allá por donde van dejen de mirarse el ombligo y se centren en buscar lo mejor para los intereses de una entidad que, por cierto, comenzó su historia y la seguirá más allá del último presidente y el actual. Ni el sevillista ni el club se merecen ser noticia por algo que no sea el papel deportivo.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Florentino Pérez y los casos de Ceballos y Marcos Llorente https://t.co/WTUdOAcpQi#Betis vía @esRadio - 4 horas ago