Muriel celebra el gol del Sevilla FC en Girona
Muriel celebra el gol del Sevilla FC en Girona

La flor en el culo del Sevilla

"A ver si va a ser malo tener suerte..."
Por  10:36 h.

“El Sevilla tiene una flor en el culo”. La frase (entiéndase bien, que vivimos en una época en la que todo se saca de contexto) es recurrente en los últimos años y ayer volvió a salir a la palestra tras la victoria de los de Nervión ante el Girona. Y sí, el Sevilla tiene suerte, como todos los equipos que ganan porque, para lograr títulos, hace falta una pizca de azar a favor. Aparte, la frase se utiliza como algo despectivo cuando, intuyo, que no existe nadie que no quiera tener a la fortuna de su parte. Pero, ciñéndonos al Sevilla, sería muy pobre basar sus éxitos en la suerte. O al menos, dejar el análisis ahí.

Si la suerte es convertirse en un grande de España y Europa, yo estoy a favor de ella. Si sirve para ganar partidos, apúntenmela en mi lista. Si con ella se ficha bien y se vende mejor, la veo fundamental. Si es clave para crecer deportiva y económicamente, que nunca falte. Porque sí, es evidentemente que el Sevilla ha tenido acciones relacionadas con la suerte, pero éstas no han estado exentas de otros muchos factores relacionados con el trabajo, la calidad, la constancia, la exigencia y la ambición. Pongamos dos ejemplos. El primero, el de ayer en Gerona. Sí, el Sevilla ganó jugando mal, con un (mal) gol de Muriel y con los locales fallando un penalti en el tiempo de alargue, pero es que los de Nervión no estuvieron peor que su rival, demostraron tener más acierto y no tienen culpa de que Àlex Granell mandara la (inexistente y surrealista) pena máxima al larguero.

Echemos la vista más atrás. Vayamos a la temporada 2013-2014, quizás en la que el Sevilla tuvo más suerte, como los propios miembros del club te reconocían cuando iban sucediéndose los acontecimientos. En ese año el Sevilla, que acabó ganando la Europa League, entró en ella como noveno clasificado debido a los errores/sanciones de otros equipos. Suerte, aquí no hay forma de rebatirle nada a nadie. Luego, tuvo ‘suerte’ ante el Betis, dándole la vuelta a la eliminatoria en los penaltis, aunque yo lo achacaría más a la ambición de los de Nervión, que perdieron 0-2 en la ida y actuaron como si no pasara nada, y al miedo de los verdiblancos, que jugaron a no perder en la vuelta por culpa de su entrenador por entonces, Calderón. El siguiente episodio de ‘suerte’ fue en Valencia cuando, tras ganar 2-0 en la ida, se puso con un 3-0 en contra en la vuelta. Estaba eliminado, pero el “dicen que nunca se rinde” es por algo. La ambición por bandera. Y sí, también hubo ‘suerte’ en la final, con un Benfica superior que no supo hacerle un gol ni en los 90 minutos reglamentarios ni durante toda una prórroga. En los penaltis no se puede hablar de fortuna, sino de acierto, y ahí demostró el Sevilla que es un grande acostumbrado a ganar títulos. En definitiva, no critico a los que se escudan en la suerte para hablar de los de Nervión, todo se puede ver según el prisma de cada uno, pero realmente tengo claro que si la suerte está relacionada con el buen trabajo, la calidad, el tener buenos jugadores, el llegar más que el rival al área contraria, el ganar títulos y el convertirse en un grande, la quiero para mí. Y si no, también. A ver si va a ser malo tener suerte…

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
@carlos_hidalgo2 Y eso que tú no eres muy de ver series... - 2 horas ago