Los jugadores del Sevilla celebran uno de los goles marcados en el Benito Villamarín
Los jugadores del Sevilla celebran uno de los goles marcados en el Benito Villamarín

La ocasión perdida por el Sevilla

Faltó ambición porque, a poco que hubiera apretado el acelerador, hubiera humillado al eterno rival
Por  10:40 h.

Los sevillistas acabaron el derbi entre el Sevilla y el Betis con un sabor agridulce. Felices, por supuesto, por ganar al eterno rival. Y también por tener pie y medio en los cuartos de final. Pero tristes por la ocasión perdida de finiquitar la eliminatoria y, sobre todo, de humillar al Betis. Porque el Sevilla jugó andando. No le hizo falta más para ganar con facilidad, aunque Rubén Castro pudo atragantar a más de uno esa falta de ambición. Se echó en falta que el Sevilla hiciera sangre, que fuera a darlo todo de principio a fin, para llevarse del Benito Villamarín un resultado histórico. Enfrente tenía a un Betis paupérrimo, y no lo aprovechó del todo.

Y es que por supuesto que los aficionados del Sevilla deben de celebrar lo ocurrido este miércoles, pero la sensación que queda es la de que todo pudo ir mejor. Sobre todo si atendemos a la intensidad que le puso el equipo a partir de la hora de partido, donde sí buscó con ahínco la meta de Dani Giménez. Pero hasta entonces el equipo de Unai Emery pareció conformarse con ganar con la mínima y buscar una mayor ventaja sin pisar el acelerador, aunque también se le puede buscar la parte positiva a eso y pensar que, a poco que lo necesite en la vuelta, el Sevilla subirá un par de marchas y sentenciará la eliminatoria. Dentro de cinco días saldremos de dudas.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
@Albertoflorenzo Qué te gusta tuitear... - 24 mins ago