Sampaoli, con Castro y Monchi, en un acto del Sevilla
Sampaoli, con Castro y Monchi, en un acto del Sevilla

Sevilla FC: una revolución incompleta

El remate de la plantilla y las ventas, las dudas de este proyecto
Por  14:45 h.

Se acabó el mercado de fichajes. Fin a dos meses en los cuales los equipos pueden contratar y dar salida a los jugadores que consideren oportunos, siempre y cuando todas las operaciones estén dentro de unos parámetros financieros marcados por la Liga de Fútbol Profesional. El Sevilla, tras todo este tiempo, ha realizado un total de 24 movimientos, entre los once fichajes y las trece salidas. Y el balance, tras lo visto durante la pretemporada y las dos primeras jornadas, me deja dudas. Porque es evidente que el Sevilla ha sufrido la enésima revolución en su plantilla, pero es que además la ha habido en la forma de jugar y el entrenador. Todo lo (bien) hecho con anterioridad ha dejado paso al “modelo Sampaoli”, con jugadores todos cortados por un patrón muy parecido (centrocampistas de buen toque) y un sistema suicida en el que se ataca con todo y se defiende con casi nada. Eso sí, es indudable que hay calidad en la plantilla y que ésta es del perfil deseado por el entrenador, pero es normal que todavía nadie las tenga todas consigo porque, de momento, el Sevilla está experimentando.

A favor, sin duda, que Monchi ha sido el encargado de la planificación, con el alto porcentaje de éxito que eso supone. En contra, la forma en la que se ha rematado esta plantilla. A pesar de que las cosas luego pueden salir bien, está claro que a este Sevilla le falta un centrocampista de corte más defensivo y un delantero. El primero, porque Kranevitter no convence de momento y porque Nzonzi solo no puede hacer el trabajo que el año pasado hacía con Krychowiak. El segundo, porque Sampaoli ya ha demostrado que va a jugar muchas veces con dos puntas y precisamente ese número es el que tiene de delanteros: Vietto y Ben Yedder. El canterano Carlos Fernández será el tercero en esta línea.

Y el mayor error para mí a priori (porque sentenciar ahora es precipitado y hacerlo más tarde sería ventajista) es el tema de las salidas. Yo no hubiera realizado varias de las ventas y menos por el dinero que se han hecho. Que es mucho, sí, pero viendo cómo está el mercado se podría haber sacado más por Krychowiak, por ejemplo. Pero ya no se trata del hecho económico, sino que para dar ese salto definitivo de estar en el grupo de los equipos top yo me hubiera quedado con gente como el polaco, Gameiro o Banega. Y si ellos querían irse, hubiera hecho lo necesario para hacerles cambiar de idea. Porque la excusa de vender para seguir creciendo no vale si luego no se pueden acometer los fichajes deseados o si éstos, en principio, no son de más nivel que los que se han ido. Veremos qué dictamina la pelotita…

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
La crónica del partido https://t.co/rRsppTcgkU - 2 horas ago