José Castro y José María del Nido, en una junta del Sevilla (Jesús Spínola)
José Castro y José María del Nido, en una junta del Sevilla (Jesús Spínola)

El Sevilla y la junta: el club, por encima de todos

"Que no salga dañado el club. Por nadie. Nunca. "
Por  10:50 h.

Llega la Junta de Accionistas. Y lo hace en el peor momento posible. Las aguas ya iban a estar revueltas pero, con el resultado del Bernabéu, se espera una tarde de lo más agitada. Y todo, por el poder club. Vaya por delante que todo accionista está en su derecho de querer hacer valer sus títulos, ya sea para mandar, si tiene los suficientes, ya sea para apoyar al que crea conveniente, si el paquete en cuestión no le da para ir en solitario. Dicho esto, y respetando que cada uno actúe de la forma que crea conveniente, hay un aspecto que no se debe olvidar: el Sevilla está por encima de todo y de todos. Vayamos por partes.

Primero, sin atender al resultado ante el Real Madrid. José María del Nido, que tuvo que salir de la entidad para entrar en la cárcel, está empeñado en volver al primer plano. Ha ido moviendo hilos según ha ido viendo el final de su condena más cerca y buscó darle la estocada a José Castro con el «caso Vitolo» y la dimisión de su hijo, por entonces vicepresidente del club. No sólo no lo consiguió, sino que fueron bastantes las voces que se alzaron para recriminarle que no apoyara al Sevilla en un momento delicado. Repitiendo que cada uno está en su derecho de hacer con sus acciones lo que crea conveniente, considero que el tiempo de José María del Nido ya pasó. Y no por su condena de cárcel, la cual está próxima a finiquitar, sino por cómo actuó en los últimos meses para evitar pisar la prisión. El abogado, a quien no se le puede restar ningún mérito en los éxitos del club, puso por delante sus intereses personales y se aprovechó de su posición en la entidad. En definitiva, se creyó más importante que el Sevilla. Error mayúsculo.

Segundo, mirando al 5-0 del Bernabéu. Es evidente que este año, números aparte, las cosas no se han hecho de la forma correcta. El Sevilla no juega bien, pierde contra los que son sus rivales directos, ha recibido tres goleadas en cuatro meses y los fichajes no están rindiendo al nivel esperado. En definitiva, se han equivocado José Castro y Óscar Arias, pero ambos, sobre todo el primero, todavía tiene margen para equivocarse si atendemos a todo lo que ha conseguido con anterioridad (tres títulos de la Liga Europa y tres clasificaciones para la Liga de Campeones). Eso sí, hoy deberá explicar, con todo tipo de detalles, las acusaciones del verano. Que no salga dañado el club. Por nadie. Nunca.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Dani Giménez estará tres semanas de baja https://t.co/Ctma3WzfXb … vía @RealBetis @AFDLP #Betis - 15 mins ago