Banega, la pasada temporada
Banega, la pasada temporada

Éver Banega

El argentino sabe que está ante la última gran oportunidad que se le presenta en el fútbol europeo
Por  23:22 h.

Éver Banega, 26 años, nunca dejó indiferente a nadie. Seguramente de niño ya hacía ruido. Porque no entendería la vida de otra manera y porque a los genios (con el balón) se les recrudece el sentido común. Es el precio de inventar. Constantemente. En la cancha, como dicen los argentinos, o en la calle. Son capaces de decidir en una décima segunda una acción inverosímil que levanta a los hinchas de sus asientos como de fastidiar en horas su propia evolución fuera del campo. Banega no es un tipo cualquiera. A nadie se le ocurriría protagonizar tantas acciones excepcionales que le complican su equilibrio. A Valencia llegó por su fútbol y se marchó por otras historias. Pero ese es Banega. Para lo bueno y para lo malo. Distinto y con viveza para tener como estado en su whatsapp una frase llamativa: “Amigos pocos, pero buenos!!!”

El nuevo futbolista del Sevilla tiene un don, una habilidad especial que, como decía Bilardo, sólo está al alcance de unos pocos: es capaz de desarticular cualquier defensa cuando está bien y de crear peligro constantemente. Los que lo han visto entrenar (no sólo jugar) hablan maravillas de un niño que coincidió con apenas unos años en un partido con otro más chiquitito aún y llamado Messi. Ahora, varias décadas después, el Sevilla, concretamente Emery, quiere ser el escenario y el ambiente en el que se luzca Banega en cada encuentro. Las luces estarán puestas en él. Esperemos que sea para destacar su brillo…

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Lamentable su opinión https://t.co/TiOtlw8MIT - 15 horas ago