Rakitic se lleva el balón ante Nasri
Rakitic se lleva el balón ante Nasri

Nasri

La obsesión de Sampaoli por darle un puesto en el once empieza a ser más que inexplicable
Por  9:45 h.

Dudar de la calidad de Nasri parece ridículo, pero también hacerlo jugar partido sí, partido también… cuando resulta evidente que resta más que suma y que sus actuaciones últimas han resultado decepcionantes. La obsesión de Sampaoli por darle un puesto en el once empieza a ser más que inexplicable: no crea arriba, no inventa y el equipo se parte cada vez que toca defender y presionar cuando él está por medio. A los buenos, a los que solucionan con goles y grandes jugadas marcadas sólo para los artistas, se le suele perdonar casi todo. Una vez le escuché decir a a Luis Fabiano un futbolista rudo y buen profesional que si seguía marcando goles, correría por él como un fiel escudero. Pero Nasri no aparece. Y ello está creando un escenario de desazón que en nada beneficia a un vestuario que se ha catalogado en las últimas temporadas por ser una familia. Ahora, cuando la situación es límite y el Sevilla suma más de un mes sin ganar, es cuando se debe ver a los mejores. Y Nasri, hoy por hoy, no lo es. No está. Aparece unos minutos y entra en letargo de nuevo. Un futbolista que tiene tanta calidad y que no la aprovecha tendrá algún motivo. Seguramente, si no lo tuviera, no estaría entrenándose en la carretera de Utrera. Pero así, más que mejor, que tampoco juegue en el Sevilla. Cambiar sólo depende de él.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
RT @FundacionSFC: ¡¡¡Ya ha comenzado la recogida de juguetes de la @PSSIOSI y la #FundacionSFC!!! El punto de recogida es en una carpa ha… - 20 horas ago