Unai Emery da indicaciones durante un entrenamiento en la ciudad deportiva
Unai Emery da indicaciones durante un entrenamiento en la ciudad deportiva

Ni sí, ni no

El Sevilla ganó, pero bajo una irregularidad en su juego bastante notable
Por  18:04 h.

El Sevilla de Emery es una caja de sorpresas. Porque te asombra y te extraña de forma continuada. Antes de un partido no sabes qué equipo vas a ver y después del mismo no terminas de entender qué es lo que ha ocurrido. No es fiable. Ni siquiera cuando se pone por delante en el marcador. Le ocurrió ante el Málaga y el Maribor, por ejemplo, en dos encuentros en los que pudo destrozar al rival y se quedó finalmente sin premio por unas u otras razones.

Parece difícil dar un diagnóstico exacto del mal, ni siquiera tampoco hoy a pesar de ganar al Rayo y romper de una vez por toda la mala racha de siete partidos consecutivos sin vencer. El primer tiempo fue muy malo. Pésimo. Ante el equipo más goleado de la categoría, con 57 tantos (una media de casi tres goles por encuentro) no fue capaz de crear peligro y se dedicó a verlas venir. Sólo a balón parado en la segunda mitad, en una falta lanzada por Rakitic y rematada por Coke, superó a un Rayo herido y sin argumentos. Al equipo de Emery le faltó inventar arriba, le faltó crear, le faltó triangular, le faltó pensar, le faltó proyectar… No sé cómo se hace eso porque no soy entrenador. Pero lo que sí sé es lo que no se ve. Y al Sevilla le falta mucho aún. Dicen los que aseguran saber de fútbol que con una victoria todo se empieza a ver distinto y con capacidad para generarse una racha positiva. A ver si es verdad. El jueves hay una prueba que no permite errar.

 

 

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla