Sergio Rico y Carlos Fernández posan para orgullodenervion en el estadio del Maribor
Sergio Rico y Carlos Fernández posan para orgullodenervion en el estadio del Maribor

Sergio Rico y la cantera

Si se cree en la cantera, el mayor patrimonio del club, se cree en el portero
Por  13:08 h.

Me dicen que Sergio Rico duerme tranquilo porque es un chico tranquilo. Menos mal. Otra cosa sería, cuanto menos, contraproducente y  peligrosa para un chaval que el domingo 14 quedará expuesto (en una posición tan particular como la de portero) ante los miles y miles de sevillistas que lo analizarán con mucha precisión tras las dudas creadas en torno a Barbosa. Sergio Rico cumplió hace apenas cinco días 21 años y en ocho dará el paso que siempre soñó. Llega la cuenta atrás. El club interpretó con lógica que no era el momento para contratar a otro meta y le inyectó al canterano una fuerte dosis de confianza. Es su momento. No el de Pacheco, el del Real Madrid; no el de Amelia, ex del Milán, no. Ellos no soñaron nunca con ese día. Y Sergio, sólo con pensarlo, seguro que se muere. Él y diez más en el césped de su estadio. Él y miles de hinchas defendiendo el mismo escudo, por el que cada día se levanta. Si se cree en la cantera, el mayor patrimonio del club de Nervión, se cree en Sergio Rico. La cantera le ha dado más de cien millones de euros al club en la última década con sus ventas. Conviene recordarlo de vez en cuando para que a nadie se le olvide lo qué es y significa ese vivero de futbolistas en la carretera de Utrera.

Redacción

Redacción