La afición del Sevilla, en un partido
La afición del Sevilla, en un partido

La ilusión

La comunión entre la afición y los jugadores, la simbiosis perfecta
Por  20:27 h.

Leí no hace mucho que “la ilusión es un motor de vida capaz de llevarnos hasta donde soñemos, que nos va sustentando por el trayecto, que nos anima a seguir avanzando…”. Me gustó la frase. Mucho. Porque no creo que haya mecanismo más fuerte para crecer/para mejorar que una persona ilusionada. O varias. O miles. Como las que mañana se congregarán en las gradas del Estadio Do Dragaos. Me cuentan que serán unos 1.500 aficionados del Sevilla F.C. los que disfrutarán de la experiencia y los que arroparán, como antes lo hicieron en Estoril, Granada, Málaga, Elche, Benito Villamarín, etc, a los hombres de Emery. Abajo, los jugadores, y arriba, los hinchas. Con el mismo color, el rojo, y con la misma entrega, la de la ilusión, simbiosis perfecta para no poder evitar el recuerdo del mejor Sevilla de la historia.

En 2006 la afición sevillista hizo las maletas y no paró de viajar ya jamás. Como ahora. Me comentaba un jugador nada más llegar de Estoril (de los recién llegados esta temporada), que no había visto nada igual, y que, de alguna manera, se sentía en deuda con tantas personas que habían recorrido cientos de kilómetros para ver a su equipo y jugadores. Me habló de la energía que le daba jugar así, acompañado de su gente, de la garra con la que comenzaría a entender al sevillismo y de la ilusión, esa bendita ilusión, que era capaz de remover a toda una marea roja y blanca. Mañana, otra vez.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla