Con puntos de Champions

Por  17:45 h.

Ha terminado la Liga el Sevilla con los mismos puntos que el cuarto clasificado, ni uno más ni uno menos. Podrá decirse para desvirtuar lo que dice la tabla que el Atlético de Madrid bajó el pistón en el último encuentro de la Liga después de haber logrado una semana antes el pasaporte para la Champions, pero nunca se sabrá si de haberlo necesitado habría conseguido puntuar el cuadro rojiblanco ayer en Mestalla y, por lo tanto, lo único que vale es lo que se ve: Atlético y Sevilla, 64 puntos. Queda por delante el que fue mejor en los enfrentamientos particulares, eso sí, que al César hay que darle lo suyo, si bien conviene recordar que el Sevilla visitó el Calderón apenas unos días después de la crisis abierta con la marcha de Juande Ramos y que el Atlético vino a Nervión en el momento de mayor desconcierto del equipo (y del propio técnico) en toda la Liga.
Con esto basta para afirmar rotundamente que la temporada del Sevilla ha sido muy buena. Más bien excelente. En los altos niveles en los que a pesar de todo se ha seguido desenvolviendo este equipo las diferencias se establecen por detalles y cualquier inconveniente, aunque sea mínimo, cuesta un punto que a la postre resulta decisivo. Y es tan bueno el plantel que luchando contra adversidades realmente insólitas ha rayado el ambicioso objetivo marcado para el ejercicio.
Es verdad, sí, que en los fichajes se ha pinchado y que a Jiménez le ha sobrado nervio y le ha faltado temple y astucia. Pero son verdad tantas otras cosas que lo razonable es descubrirse y decir «chapeau, Sevilla. Hasta el año que viene».

Redacción

Redacción