Jiménez puede alcanzar la Champions

Por  21:48 h.

Ni Quique Sánchez Flores, ni Michael Laudrup, ni Unai Emery, ni Marcelino García, ni Ernesto Valverde, ni ningún otro, el único que puede clasificar al Sevilla para la próxima Liga de Campeones es Manolo Jiménez, por lo que resulta del todo punto improcedente que se plantee ahora un debate sobre la idoneidad o no de que el de Arahal permanezca al frente de la primera plantilla del club de Nervión la próxima temporada. Quedan apenas quince días para que concluya el campeonato, así que merece la pena aparcar toda la controversia en torno al entrenador y darle al menos una tregua para que pueda centrar todos sus esfuerzos en que el equipo saque lo mejor de sí y logre los puntos suficientes para llegar con opciones de ser cuarto en la última jornada de Liga. Al día siguiente será el momento de hacer balance, de poner en la balanza todas las dificultades que se ha encontrado este técnico novato en la élite en su anhelado sueño de dirigir al equipo de sus amores y en el que ha desarrollado, prácticamente, toda su carrera profesional, tanto de futbolista como de entrenador. Cierto es que ha cometido algunos errores de bulto desde que a finales de octubre le llegó de sopetón la oportunidad de su vida; pero también lo es que el caramelo de entrenar a su Sevilla venía en cierto modo envenenado, pues le tocaba relevar al mejor entrenador de la historia del club, que le cedía una plantilla envidiable, pero aún zarandeada por la tragedia de la pérdida de Puerta, en fase de reconstrucción en defensa, y algo acomodada después de dos años de éxitos continuos y sobredosis de partidos. A Jiménez se le ha pasado factura por haberse manejado mal con la Prensa cuando surgieron las primeras críticas y ello ha conducido a que se le ponga la lupa a todos sus errores y se minimizan sus aciertos, que también los ha tenido. Lo cierto es que, con todo lo que ha pasado, el equipo llega a este sprint final aún con opciones de cumplir el objetivo. Dejemos pues los juicios sumarísimos para después del 18 de mayo. Entonces será el momento de analizar la labor del técnico, los fichajes realizados y la política general de un club que no ha zozobrado en ningún momento pese a todas las tempestades sufridas en esta azarosa temporada, que se inició de forma brillante con la consecución de la Supercopa de España goleando al que a buen seguro se va a proclamar campeón de Liga por segundo año consecutivo.

Redacción

Redacción