“Fichajes” de febrero

Por  11:08 h.

Acaba el plazo para fichajes en el mercado invernal y el Sevilla no va a presentar ninguna incorporación. Se le han abierto las puertas a Hinkel y Martí para que se marchasen, ha tratado sin éxito Kerzhakov de que se le facilitara su traspaso, ha estado lesionado Palop y también cayó Crespo, ahora ha caído Chevantón, sigue sin ser alta Javi Navarro, se fueron Kanouté, Keita y Koné a la Copa de África (de la que ahora regresan los dos primeros), y pese a todo ello la dirección deportiva que comanda Monchi no ha creído oportuno reforzar el plantel que dirige Manolo Jiménez. Éste, lejos de levantar la voz pidiendo refuerzos que palien esa merma de efectivos, ha apechugado con estos obstáculos añadidos que sin duda se han influido en la discreta cuenta de resultados del mes de enero. Dos derrotas en Liga en Bilbao y Getafe y la eliminación de la Copa del Rey, en la que se defendía el título, han sido el lastre que le ha supuesto comenzar el año mermado de efectivos. Ahora el horizonte comienza a despejarse con el regreso de los africanos -pese a que Kanouté llegará tocado- y la recuperación de Palop. Estas serán las buenas nuevas para el técnico de Arahal y sus únicos “refuerzos” para afrontar lo que resta de segunda vuelta y la ilusionante Liga de Campeones con los octavos de final ante el Fenerbahçe turco en puertas.

La victoria, polémicas al margen, ante Osasuna y los resultados de terceros que también acompañaron deben servir para que el equipo mire el futuro liguero con esperanza. El campeonato le ha vuelto a dar una nueva oportunidad de reengancharse a los puestos europeos, pero todo pasa por encadenar varios triunfos y, especialmente, por cambiar la dinámica lejos de Nervión. El Nuevo Colombino parece un escenario propicio para cambiar el paso sumando la segunda victoria a domicilio y no deben servir de excusa las bajas que dejó como secuela el encuentro ante los de “Cuco” Ziganda. El equipo necesita volver a creer en sí mismo y para ello no hay mejor receta que encadenar triunfos. Los únicos revulsivos para que éstos lleguen hay que encontrarlos dentro y a Jiménez le toca dar con ellos.

Redacción

Redacción