Se acerca la prueba del algodón

Por  20:42 h.

Después de espantar fantasmas con las victorias ante Recreativo y Ponferradina, el Sevilla afronta el encuentro en Getafe con el objetivo de no perder comba con el cuarteto de cabeza. El pleito en el Alfonso Pérez tiene mayor trascendencia de la que podía esperarse en la jornada undécima, pues es la antesala del póker de partidos que desvelará si el conjunto de Jiménez está verdaderamente capacitado para luchar por una de las cuatro primeras plazas o si su potencial en este curso sólo le da para repetir en su muy querida Copa de la UEFA. Desde la quinta plaza que ahora ocupa el conjunto de Nervión se está bien posicionado para tratar de escalar posiciones, dado que a tres de estos rivales directos (Valencia, Barcelona y Villarreal) se enfrentará en el Sánchez-Pizjuán.Otro factor que debe invitar al optimismo es que, si no se tuerce de nuevo la cosa en los próximos días, para esas fechas la enfermería debe estar muy aligerada de inquilinos. De los Duscher, Dragutinovic, Capel, Adriano, Escudé, Acosta y Chevantón, inhabilitados por lesión para jugar este domingo la mayoría, si no todos, deben estar ya disponibles para el técnico de Arahal. Con ellos la plantilla volverá a recuperar ese “fondo de armario” del que presumía Jiménez cuando afrontó el derbi y se permitió hacer tan osadas rotaciones. Tener donde elegir frente a los más cualificados de la categoría le permitirá al Sevilla competir con argumentos suficientes para doblegarlos. Será pues la “prueba del algodón” para comprobar si las aspiraciones que había en pretemporada y transcurridas las primeras jornadas tenían su fundamento o si este Sevilla sin los muy nombrados Daniel, Keita y Poulsen tiene, como piensan algunos, que bajar este curso su pistón de exigencia.

Redacción

Redacción