Construcción con puntos

Por  1:09 h.

Los puntos son la mejor base para edificar un equipo. Sensaciones, juego, oportunidades… No, puntos. El Sevilla de Jiménez ha estado discutido no hace tanto por el empate del derbi, pero dos victorias en cuatro días han liquidado las críticas. Ya está cuarto el equipo de Nervión, que lucha por lo que se ha propuesto esta temporada más allá de lo que puede prometer sobre el terreno de juego. Ante el Español era la necesidad, ante el Atlético, una demostración de fuerza. Es un edificio sólido que crece con resultados y así valen hasta las rotaciones.

Resulta extraño comprobar cómo en el fútbol la memoria tiene un uso limitado. Para lo bueno y para lo malo. Hay pocas críticas que permanecen y los elogios son siempre caducos. Jiménez difícilmente deje de estar discutido cada vez que tome una decisión que no convenza a la mayoría. Aún no tiene el peso suficiente como entrenador para que disfrute del beneficio de la duda. Sin embargo, gana y tiene al Sevilla cuarto a estas alturas, cuando el resto está aún viendo si el traje que compraron en verano se les ha quedado demasiado largo o algo corto.

Y todo este viento positivo, estos resultados que traen tranquilidad se disfrutan sin el mejor Kanouté, buscando a un lateral derecho firme y todavía discutiendo las rotaciones. Cuando Jiménez encuentre su equipo y haya menos debate, ¿qué ocurrirá? Por ahora ya se acomoda en la zona delantera del pelotón, vigilando a los favoritos para no dejarse sorprender por un temprano demarraje. Puntos mientras construye un equipo, la base más sólida para la confianza y la mejor señal para el futuro.

Redacción

Redacción