La guerra del Peloponeso sevillista

Por  22:59 h.

A siete días del inicio de la competición oficial Juande Ramos ve como su defensa muda la piel, otrora paquidérmica y, ahora, por la premura de tiempo, las bajas y las altas y las dudas de si Daniel Alves permanecerá en ella, aparece sin curtir siquiera. Lo de menos es que epidermis tan delicada la aproveche el Real Madrid en la Supercopa de España y mande a los blancos a la consulta de los Conejo Mir para que les traten las erupciones, sino que lo haga el AEK de Atenas de Lorenzo Serra, porque ésa, el quedarse fuera de la fase de grupos de la Liga de Campeones, sería una roncha para toda la temporada. Y son muchos meses rascándose los que caben en ella.

El cuadro ateniense tiene como mejor aval a su técnico, que unirá a sus cualidades en esta ocasión la de ser bético del otro Betis que es posible. Dejar en la cuneta al Sevilla sería su regalo de Centenario a una afición verdiblanca que lo adora, sin que en esta ocasión se necesiten los cheques-regalo del corteinglés de la mayoritaria para motivarlo. De lo que va más allá de Serra no creo que tenga mucho que temer el club de Nervión. Línea por línea es muy superior el cuadro de Juande al ateniense, que ha incorporado este año como figuras estelares a Rivaldo y al ex castellonense Arruabarrena, dos piezas de museo que sólo pueden seguir exhibiéndose en una Liga tan poco competitiva como la griega.

Acaso el mayor peligro para los sevillistas esté en no tener ya cuadrada la plantilla porque la concentración que se realiza en Marbella se antoja como fundamental. Allí se van a poner las bases de toda la campaña, pues una vez acabada comenzará la vorágine de compromisos oficiales que acabará a finales de agosto con la disputa de la primera jornada de Liga y de la Supercopa de Europa en Mónaco, frente al Milán. Pero eso son batallas para las que queda tiempo. Lo urgente es hacerse con los apuntes de los generales espartanos que se impusieron a Atenas en la Guerra del Peloponeso. Que hasta las escaramuzas bélicas de antes de Cristo se va a estudiar Serra si le sirve para colgarse otra medalla con distintivo verde.

{moscomment}

Redacción

Redacción