La realidad solapa a los deseos

Por  13:31 h.

Hay veces en que los hechos desmienten a las palabras, que las decisiones matizan las exigencias, que la realidad impone su peso a los deseos. El comienzo de la semana en sevillista estuvo marcado por la noticia de la inscripción del equipo blanco para la Intertoto, algo así como el camión escoba del pelotón que persigue al grupo escapado de cabeza y que tiene como meta Europa. También tienen las competiciones continentales puerta trasera y no es ningún desdoro entrar por ella si las circunstancias impiden hacerlo por la alfombra roja de la Liga.

Curiosamente, hubo que echar la solicitud cuando el equipo mejor está, a las puertas mismas de una plaza UEFA y no como hace apenas un par de partidos en que se encontraba descolgado. Las perspectivas no son malas, pero está visto que las sensaciones que desprende el grupo de Jiménez no sólo preocupan a los aficionados sino también a los rectores de la entidad, que aunque nunca han variado su discurso acerca de que el objetivo debe ser jugar en la Liga de Campeones, resulta diáfano que no lo ven nada claro.

Queda mucha Liga y tampoco es tanta la diferencia en la clasificación con los puestos de Champions. Si los periódicos deportivos abrían el pasado lunes diciendo que el Barcelona se reenganchaba a la Liga al vencer él, aprovechar el traspiés del Real Madrid y ponerse a seis puntos del liderato, habrá que recordar que la misma distancia que separa a azulgranas de merengues es la que separa a Sevilla del Atlético, quinto, que está a un punto de la Liga de Campeones. Todo es posible aún, pero convendría hacerlo probable adquiriendo esa regularidad que se ha echado hasta ahora tanto de menos. A por ella.

Redacción

Redacción