Monchi, en el aeropuerto de San Pablo (foto: J. M. Serrano)
Monchi, en el aeropuerto de San Pablo (foto: J. M. Serrano)

La Roma de Monchi, el rival que merece Antonio Puerta

El subcampeón liguero italiano, ahora con la horma del exsevillista, será un importante test para calibrar el momento del equipo ante la cita de Champions
Por  10:27 h.

Dentro de 18 días se conmemora el décimo aniversario de la muerte con las botas puestas, verdad verdadera, sin metáforas de ningún tipo, de Antonio Puerta, el jugador de Nervión que le cambió la vida al Sevilla con su gol al Schalke alemán, en lo que sería la antesala de la primera Copa de la UEFA conquistada por la entidad blanca. Hoy, adelantándose a tan triste recuerdo, se va a disputar la novena edición del trofeo instituido en su honor. Debía ser la décima, pero en 2015 no se disputó; tampoco debía causar sorpresa la entidad del rival, todo un subcampeón liguero italiano, la Roma, pero nunca, hasta la temporada pasada, se dio el lustre que merecía el torneo. No pasará desapercibido el de este año.

Son muchas las razones que invitarán al aficionado sevillista a abandonar unas horas la playa o la montaña para personarse en el Ramón Sánchez-Pizjuán esta noche. La primera, el rival, una Roma de Champions que aparte de tener en su plantilla a tipos con tanto pedigrí sevillista como Fazio y Perotti, cuenta desde este año en su organigrama con el que fuera «Gran Hacedor» de la entidad blanca, un Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, incardinado ya para siempre a la mejor época del club.

Pero Monchi no juega. Si lo harán Jesús Navas, en su vuelta a Eduardo Dato tras cuatro años haciendo la Premier como antaño nuestros emigrantes hacían las Américas; el 16 de las 17-18, correlación numérica que unirá el dorsal de su amigo del alma con la temporada próxima a celebrarse. Y con él se estrenarán en Nervión todos los nuevos, incluido Manuel Eduardo Berizzo Magnolo, el nuevo timonel de la nave.

Será el choque de esta noche la última prueba, la definitiva, del corto stage competitivo del nuevo Sevilla, antes de afrontar la eliminatoria previa de la Champions contra el Basaksehir turco, que espera ya tras el recodo del próximo fin de semana. Ha quedado claro en las giras por Japón e Inglaterra que hay potencial ofensivo de sobra por explotar y fragilidad defensiva explotada por los contrarios. La Roma será un importante test para calibrar el estado actual del plantel. Y, por qué no, para ver si Arias le gana el pulso a Monchi.
=

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla