Campaña de abonos del Sevilla (Foto: SFC)
Campaña de abonos del Sevilla (Foto: SFC)

Monchi habría convidado feliz a la subida de abonos

"No se entiende que en esta ocasión la generosidad demostrada con otros no se haya trasladado a la parentela"
Por  13:25 h.

EL Sevilla 2017-2018 será el más potente económicamente de la historia. El buen rendimiento deportivo del equipo y la excelente gestión en la compraventa de jugadores ha hecho que la entidad haya tenido unos ingresos extraordinarios, tan cuantiosos que le han permitido mitigar el flojo rendimiento de algunas áreas, como el marketing, o incluso aplazar o renunciar al dinero que le pudiera pertenecer como indemnización por la ruptura de determinados compromisos. Por esa razón y porque en los tres últimos años las subidas de los abonos han superado con mucho lo razonable, no se entiende que en esta ocasión la generosidad demostrada con otros no se haya trasladado a la parentela, una afición fiel como pocas.

Jaime Parejo, redactor de esta su Casa, publicaba el otro día un fenomenal reportaje sobre el historial de subidas de los abonos del Sevilla y como colorario, sintetizaba: Tribuna Central Cubierta de Preferencia ha subido un 30% desde 2014, Voladizo Cubierto un 19%, Gol Norte o Sur un 54% y Voladizo de fondo un 38%. La temporada pasada el club ingresó poco más de 12 millones de euros por este concepto, por lo que el incremento de un 3% anunciado por el presidente (alguien le ha metido un gol o ha hecho que se lo meta en propia meta con este asunto) supondría al club unos 360.000 euros. Una cantidad ridícula para una entidad que puede acercar su próximo presupuesto a los 200 millones de euros.

Enfadar más a un personal con un historial de cabreo notable en un año con un partido menos (Supercopa), sin Champions asegurada, con el añadido de un abono biométrico para un sector, el pago por la cesión de carnet y el perdonalapropina de 10 euros al familiar, no parece inteligente. Más cuando la AFA va a saldar lo que debe por Sampaoli como si fuese un microcrédito a un pobre de solemnidad o cuando se dejó ir a Monchi (con justicia) sin abonar un euro de su cláusula de cinco millones. Seguro que el de San Fernando hubiera aceptado feliz que la Roma abonará un millón (eso es de verdad lo que se ingresará de más como mucho) y que la subida de abonos fuera por su cuenta. Una convidá a la romana en toda regla, con lema incluido: «Abonado por ti».

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla