‘O Fabuloso’ se pone en el mercado con su éxito en Suráfrica

Por  0:26 h.

Cualquiera va a aguantar a Luis Fabiano y a su representante, José Fuentes, que en términos adulatorios es como una abuela para todos sus poderdantes, después del grandísimo papel realizado por el ariete en el malegrovertebueno de la FIFA en Suráfrica. El ariete sevillista fue el mejor goleador y el segundo mejor jugador del torneo, y no consiguió el galardón a la mejor dentadura porque la organización no encontró patrocinio, que si no, también. La certeza que supone ser el número uno ante el gol en un torneo tan universal abre la puerta a las suposiciones, la primera de las cuales es la posible oferta del Milan al Sevilla por él, según dejó entrever sin nombrarlo el director deportivo de Berlusconi, Ariedo Braida, el amigo rojinegro de nuestro Roberto Arrocha.

Le faltó poco a la «abuela» Fuentes para cantar las virtudes de Fabiano —paso previo a pedir cita con el presidente para solicitar más dinero, mejor casa, superior coche…—, y con el debido respeto, que ya sabe el agente brasileño cómo se las gasta José María del Nido, manifestó que fichar por el Real Madrid o por el Milan subiría extraordinariamente el caché de su pupilo. No hace mucho ya me mojé en este asunto. Si el Milan o el jeque del Manchester City, que ese no es de pacotilla, o el tovarich de turno o el amigo Floren ponen 30 kilos sobre la mesa, lo suyo es hacerle un lazo al jugador, y al representante, y facturarlos.

Luis Fabiano, cierto, no es el que llegó medio desahuciado del Oporto rogando una nueva oportunidad en Europa. El Fabiano actual ha recobrado todo su fútbol. Pero no se olvide que sobresaliente, lo que se dice extraordinaria, sólo ha dado una temporada de cuatro, la tercera, porque la última no pasó de aceptable y las dos primeras, más bien patéticas, sólo se perdonaron por su gol en Eindhoven.

Redacción

Redacción