Alineación del Bayern en la vuelta ante el Besiktas en octavos
Alineación del Bayern en la vuelta ante el Besiktas en octavos

Seis décadas esperando en cuartos al Bayern Múnich

Resulta más hermoso pensar, a tenor del potencial de ambos, que los de Vincenzo Montella tienen en sus manos escribir su futuro
Por  10:19 h.

Hace justo 60 años, el Sevilla FC disputó, por única vez hasta el momento, los cuartos de final de una Copa de Europa. Emparejado al Real Madrid, este lo orilló del torneo. En aquella fase ocurrió un hecho trágico: el avión que trasladaba al Manchester United (el rival eliminado por los blancos en octavos este año) desde Belgrado, donde se había enfrentado en el partido de vuelta al Estrella Roja, se estrelló y murieron ocho de sus integrantes. ¿Dónde fue el accidente? En Múnich, cuna de un Bayern que hoy será el rival de los blancos en el Sánchez-Pizjuán. Los predeterministas podrán asegurarnos que era inevitable que se encontrasen e incluso el Destino deportivo que les aguarda, pero resulta más hermoso pensar, a tenor del potencial de ambos, que los de Vincenzo Montella tienen en sus manos escribir su futuro.

Con mejores números que lo hicieron frente al Barcelona, esperemos, pero con la misma letra futbolística. Hubo quien al término del partido dijo preferir haber marcado un gol más que la excelencia exhibida en el juego, pero sin explicar cómo se habría conseguido ese tanto extra sin el repaso que se le dio a los barcelonistas. Y, tampoco, sin desentrañar como ese «ganar como sea» confiere de pronto a los Muriel, Navas o Correa la gracia del gol de la que adolecen jugando de escándalo y quedándose solos ante los porteros.

Repetir la actitud de la eliminatoria contra el Manchester, algo complicado sin el concurso de Banega, es lo único que se le debe pedir hoy al Sevilla, ante un rival que viene de laminar al Besiktas turcos en octavos (8-1). Sólo teniendo oportunidades se consiguen goles. Eso que bien surtido de balones suele asegurar Ben Yedder, masoquistamente orillado por Montella, que no logra ver al francés asistido desde la izquierda por Muriel, por ejemplo, aprovechando el más que guadianesco rendimiento de Correa.

Hora también de Sergio Rico. Si al portero se le coló el disparo de Messi, hoy debería detener los de Muller. Y mañana ya nos dirán los jartibles del Destino, a falta de técnicos con conocimiento de causa, lo que según ellos le espera al Sevilla con él.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla