El Sevilla FC, en su último entrenamiento antes del partido frente al United (Foto: J. J. Úbeda/ABC)
El Sevilla FC, en su último entrenamiento antes del partido frente al United (Foto: J. J. Úbeda/ABC)

Sevilla FC: Pelearlo todo para intentar ganar algo

Vencer al Valencia no garantiza la cuarta plaza, pero hacerlo en Manchester sí asegura el dinero que se perdería de no conseguirla
Por  10:19 h.

Jesús Navas no va a estar hoy en Nervión. Tampoco el martes en Old Trafford. El chico de goma de Los Palacios, el tipo que salió indemne de cuantas entradas amenazaron sus tibias, peronés y costillas, no pudo sin embargo con su propia naturaleza, que lo ha mandado al hule de la enfermería para dos de los partidos más importantes de la temporada, el que hoy se jugará contra el Valencia, el que el martes espera al Sevilla en Manchester. El personal juega a Montella, ahora que al italiano le da por hacer chistes sevillanos políticamente incorrectos, y receta tratamiento para la baja del palaciego: que si Layún, que si Corchia, que si Sarabia, malas alternativas todas para disputarle el balón por alto a Lukaku en la primera jugada del partido, como hizo él en el Sánchez-Pizjuán. La baja de Navas y el chascarrillo del técnico no solaparon el gran debate de la semana, rancio ya de tanto plantearse en un Sevilla al que se le acumulan los partidos trascendentes en el último decenio: ¿Titulares reservados en una competición para el do de pecho en otra? O dicho de otro modo: ¿Regalarle los tres puntos al Valencia dado que los suplentes no ganan ni al parchís o pelear los dos partidos con lo mejor de la casa aprovechando que los jugadores llevan una semana tocándose los balones en los entrenamientos? Montella parece tenerlo claro y retocará lo mínimo la alineación para no amanecer el domingo con ojeras.

Debería preocuparle no obstante cómo se echarán abajo de la cama el miércoles. Ganar al Valencia no garantiza el acceso a la cuarta plaza liguera, pero hacerlo en Manchester sí asegura obtener el dinero que se perdería al cambiar este año Champions por Europe League. Amén de hacer historia en una competición en la que se llevan décadas sin pasar a cuartos.

A los sevillistas les ha faltado en la Liga hacer como su rival de esta tarde, que vence por condena pese a que su fútbol de hace ya un puñado de partidos es una afrenta a quien lo manda. Marcelino se ha apuntado a «ganar como sea». No le hubiera venido mal esa capitulación durante su estancia en Sevilla, donde perdió la silla y algo más.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla