Vaya gozada para el sevillismo

Por  1:06 h.

El Sevilla sigue regalando satisfacciones a los suyos, ahora también en la Liga, donde llevaba un par de jornadas amagando mucho y dando poco. No fue ajeno al claro triunfo sobre un Athletic de más que triste figura esa alineación híbrida del manchego, en la que se daban cita algunos intocables, últimamente reservados para las gestas coperas, domésticas y europeas. Y es que debiò pensar Juande que era hora de arriesgar, pues de no ganar y hacerlo el Barcelona en El Madrigal, algo que Ronaldinho daba por hecho tras sus cuatro sesiones de gimnasio de la pasada semana –menudo anuncio podrían hacer con él los del Sato-, no sólo los azulgrana se hubieran distanciado irremisiblemente en la tabla sino que además el Real Madrid, victorioso el sábado en su duelo con el Valencia, se habría metido de cuña entre sevillistas y culés.

Amén de los tres puntos, el partido contra la gente de Mané nos brindó un dato especialmente relevante: el gol fue cosa de todos los de arriba, menos Kanouté, ausente. Mojaron Kerzhakov, Chevantón, Luis Fabiano y un Puerta, que hacía desde la izquierda su aportación goleadora, como unos días antes, en La Coruña y en Copa, lo rubricaba desde la derecha Jesús Navas. Se echaba de menos ese gol extra de las bandas en una campaña como esta en el que, a diferencia de la pasada, los de posiciones más rezagadas no ponen su grano de arena en las redes contrarias.

Y ahora, cuatro partidos, que se disputarán en el plazo de 10 días, con una extraordinaria importancia a buen seguro para el balance final de la temporada sevillista. El jueves juega en Pamplona la ida de las semifinales de la Copa de la UEFA, el próximo domingo recibe al Español en el Sánchez-Pizjuán en partido liguero y cuatro días más tarde disputará el encuentro de vuelta europeo frente a los navarros en el estadio nervionense para, al domingo inmediatamente posterior, jugarse media Liga con el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Vaya gozada para el sevillismo.

Redacción

Redacción