Caparrós dialoga con Roque Mesa en un breve descanso del grancanario para refrescarse (Foto: J. M. Serrano/ABC)
Caparrós dialoga con Roque Mesa en un breve descanso del grancanario para refrescarse (Foto: J. M. Serrano/ABC)

El verbo de Caparrós, combustible contra el Madrid

Desde la capital se anuncia la baja de Cristiano Ronaldo, con un esguince de tobillo, lo más parecido a que te toque la lotería en el fútbol
Por  10:24 h.

El sino del Sevilla esta temporada ha sido jugársela a lo grande en las tres competiciones que ha disputado. Si en la Champions eliminó en octavos al Manchester United y cayó en cuartos ante un Bayern incapaz de hacerle un gol, en la Copa tuvo como contrario en la final al Barcelona, ya campeón de Liga. Y ahora, con una plaza para la Liga Europea de la próxima campaña en juego, se las va a ver primero con el Real Madrid, finalista de la Champions, y con el Real Betis, que es el más fraternal de los grandes de su Liga particular, esa en la que con el tiempo se van dando cita acreedores de fobias, tirrias y cuentas pendientes, y que en el lado sevillista cuentan en sus escudos con osos y murciélagos.

La bala extra que supone la disputa mañana del partido aplazado contra el equipo de Zidane es la que permite al Sevilla depender de sí mismo para obtener la séptima plaza liguera, la del honor, como esos goles inocuos y a destiempo que maquillan una goleada en contra, sólo que en esta ocasión con premio. A favor, tendrán los de Caparrós a su público y el plus de sacrificio a que obliga la necesidad, pero también la muy previsible cautela de parte de los jugadores madridistas, con guerras más interesantes a litigar (final de Champions y el Mundial con sus selecciones) que la que a buen seguro le invitará el estajanovismo de los locales.

Sin gasolina ya en el depósito del equipo, Caparrós confía en que su verbo sirva de combustible al grupo para llegar a la meta. NZonzi, por ejemplo, fue el mejor frente a la Real cuando nadie daba un euro por su compromiso, y los “nuevos”, como Sandro, Roque y Layún le respondieron pese al poco rodaje que tuvieron con Montella. Frente al Madrid todos ellos deben ser de la partida. Desde la capital se anuncia la baja de Cristiano Ronaldo, con un esguince de tobillo, lo más parecido a que te toque la lotería en el fútbol, más si tenemos en cuenta que en 18 partidos le ha marcado 27 goles a los del Sánchez-Pizjuán. Quien no me extrañaría que disfrutase de la titularidad sería Ceballos, por aquello de la motivación que tendrá de enfrentarse a su ex eterno, en Sevilla y contra un vecino del pueblo en la banda.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla