Rafa Nadal, durante la final de Roland Garros contra Thiem
Rafa Nadal, durante la final de Roland Garros contra Thiem - EFE

TenisRafa Nadal, a defender el número uno

El tenista español tiene un buen verano para sumar puntos, con Federer de vuelta a la hierba

Actualizado:

Es el trofeo, es el título, es el orgullo y son dos mil puntos para mantenerse en lo más alto del ranking. Rafa Nadal ha cumplido, y con matrícula de honor, el reto mayúsculo que se le presentaba este curso: repetir un año idílico como el anterior, con cuatro títulos en cinco torneos. Y lo ha hecho, con casi pleno en una temporada de tierra inmaculada. Ha ganado en Montecarlo (1.000 puntos), Barcelona (500 puntos), Roma (1.000) y París (2.000), y aunque cedió el liderato de la ATP cuando cayó en cuartos del Mutua Madrid Open apenas tardó una semana en recuperarlo, cuando levantó el octavo título en el Foro Itálico.

Nadal acumula 176 semanas como número 1, desde que alcanzara la atalaya por primera vez el 18 de agosto de 2008. Y continúa en ella merced de una campaña espectacular. Hoy volverá a levantarse en el trono de la ATP con 8.770 puntos, manteniendo la distancia de cien con Roger Federer, segundo en la clasificación. Y tiene muchas posibilidades de mantenerse por un largo periodo de tiempo porque a partir de ahora no defiende demasiado en los torneos de verano. Y porque es el suizo el que ahora entra en acción. Por el resbalón de Nadal en Madrid sumó una semana más en la cima, y son 309, pero ahora es su turno de defender un buen puñado de puntos tras un brillante paso por el verde el año pasado.

Aunque en Stuttgart el suizo podría situarse líder si llega a la final, a partir de ahí comienza su Tourmalet particular: defender los títulos de Halle y de Wimbledon después de estar inactivo desde marzo, ausente como el año pasado en la tierra. Con cualquier pequeño tropiezo, podría el español seguir feliz en el número 1 y alargarlo en este verano porque el año pasado tampoco tuvo demasiadas últimas rondas en los torneos de renombre.

Segundo Grand Slam

Si mantiene el calendario, Nadal viajará a Queens para comenzar su adaptación a la hierba. El año pasado ni siquiera pisó este primer torneo de preparación, por lo que puede arañar algunos puntos extra. Ya en Wimbledon, tercer Grand Slam del año y jardín particular de Federer, donde ha ganado ocho veces de once finales, el español defiende los 180 puntos de los octavos de final, pues cayó contra Gilles Simon en un partidazo a cinco sets que se decidió en un eterno tie break (3-6, 4-6, 6-3, 6-4 y 15-13).

A partir de ahí, una gira de pista rápida con una segunda ronda en el Masters 1.000 de Canadá y unos cuartos de final en el de Cincinnati, contra dos de los rivales que más problemas causarán en el futuro: Denis Shapovalov y Nick Kyrgios. Pero, por el momento, es él quien decide el rumbo de la historia porque en el último Grand Slam del año, apenas unas cuantas rondas previas de preparación, se llevó el título, tercero de su carrera.

Ese es el camino marcado hasta septiembre para mantener el número 1. Según lo que le diga el cuerpo, acudirá a la eliminatoria de Copa Davis contra Francia en Lille, y anunció que alargará su gira asiática incluyendo su nombre en el torneo de Pekín, justo después de jugar con España. Pasará por Shanghái después antes de volver a París, al Masters 1.000 de pista dura, y después irá a Londres, a la Copa de Maestros porque ya es primero en la Race. La lucha por el número 1 continuará. Y Zverev asoma con fuerza.