«Un impuesto a los híper es totalmente discriminatorio»
Agustín Ramos destaca la implicación voluntaria de los trabajadores de Carrefour en los actos de patrocinio de la Vuelta Ciclista - ROCÍO RUZ
ENTREVISTAAgustín Ramos VarillasSecretario Gral. de Carrefour España

«Un impuesto a los híper es totalmente discriminatorio»

Actualizado:

—¿Cómo está afectando a las ventas de Carrefour la contracción del consumo en España?

—Estamos contentos con la evolución del grupo porque responde a la situación del consumo. En el segundo trimestre del año las ventas han caído un 1,7%, pero hay que diferenciar entre la alimentación, que comprende también droguería y perfumería, que tiene una evolución positiva tirada fundamentalmente por los productos frescos; y la no alimentación, donde es verdad que hay una contracción. El textil nos va bien; el gran problema se centra en los electrodomésticos, porque no hay nuevas viviendas y porque es difícil que las familias renueven inventario si algo lo pueden arreglar.

—¿Está en retroceso el híper en favor de formatos más pequeños?

—No estoy muy de acuerdo con eso. El hipermercado es una fórmula viva que continuamente se va adaptando. Nosotros hemos hecho una gran apuesta por los productos frescos de la zona recreando plazas de abastos en nuestros centros. Creemos tanto en este formato que de aquí a fin de año vamos a abrir dos nuevos establecimientos, uno en la provincia de Málaga, en Mijas, y otro en Galicia (Ferrol). Lo que sí es verdad es que Carrefour es una empresa multiformato. En Andalucía empleamos a 7.000 trabajadores directo. Tenemos el hipermercado grande y otro más pequeño adaptado a ciudades medianas. También, Carrefour Market, de 500 metros cuadrados y un 90% de alimentación, y estamos muy contentos con Carrefour Express, que son nuestras tiendas de 300 metros para abajo. De estos últimos estamos abriendo alrededor de 75 al año, uno y medio a la semana. El modelo crece en régimen de franquicia. En Sevilla vamos a abrir tres y cada uno crea diez empleos. Además, estamos haciendo pruebas para bajar el metraje a 100 o 120 metros cuadrados.

—También están los Supeco, el súper barato que imita al cash, que Carrefour ha estrenado en Andalucía.

—Es verdad que fue un estreno mundial. Esta marca no existe en otro país. El primero se inauguró en Los Palacios, después abrimos en San José de la Rinconada y Chiclana y recientemente en Parla (Madrid). Este formato responde a unas necesidades muy evidentes que tienen muchas familias hoy día. Está centrado en la alimentación y en los productos frescos de la zona. Estamos muy satisfechos con su evolución. Tenemos estos cuatro y hay que dejarlos rodar y madurar. Si surge la oportunidad abriremos más. Los Supecos son tiendas propias.

—¿Qué particularidades tiene el mercado andaluz?

—Hay algo muy poco conocido y es que Andalucía es el único sitio donde Carrefour tiene sociedades conjuntas con empresas familiares locales. En concreto tenemos dos, una es Iliturgitana de Hipermercados, con la familia Piña, de Andújar, Jaén, que tiene cuatro híper en Andújar y Úbeda, Puertollano y Alcázar de San Juan. La familia tiene el 66% y nosotros el 34%. La otra alianza es con la familia Martín de Estepona, a la que también aportamos el 34%. Ésta tiene hipermercados en Estepona y Torremolinos a los que ahora se sumará el de Mijas, donde se crearán 200 empleos. No tenemos ningún problema en ser minoritarios y asociarnos con comerciantes locales que son los que conocen el mercado.

—¿Qué opina del nuevo impuesto a las grandes superficies que ha anunciado el Gobierno andaluz?

—Lo vemos totalmente discriminatorio porque el concepto de gran superficie está basado en la unidad de establecimiento, no en el conjunto de metros. Es decir, si usted tiene un único establecimiento que supere los 2.500 metros pagaría ese impuesto, pero podría tener cien tiendas de cien metros y no pagaría por ello. Además, la razón en la que está basado es difícil de entender: buscar un equilibrio entre el grande y el pequeño. Yo creo que hay otras maneras de buscar esos equilibrios que no sea gravando.

—Usted está en la junta directiva de la Asociación de Grandes Empresas de Distribución, Anged. ¿Esta patronal recurrirá el impuesto andaluz?

—Cuando se apruebe se verá. En otras comunidades donde se ha puesto sí se ha recurrido. Lo que sí nos gustaría es poder abrir más domingos y festivos en Andalucía, donde el límite son diez al año. Creo que en 2013 y en la situación económica en la que estamos habría que reflexionar sobre ello.

—¿Qué piensa del asalto a un Carrefour sevillano por miembros del SAT?

—Pienso que hay otra forma más eficaz de hacer las cosas. Desde hace quince años hacemos dos recogidas de alimentos anuales. Por cada kilo que dona el cliente, Carrefour aporta otro. El año pasado recogimos cuatro millones y eso supone alimentar a 60.000 personas. Y con Cruz Roja hacemos cada año recogida de material escolar para donarlo a familias que lo necesitan.