El presidente de la CES, Miguel Rus, alerta del posible colapo del servicio de autobús en el área metropolitana de Sevilla
El presidente de la CES, Miguel Rus, alerta del posible colapo del servicio de autobús en el área metropolitana de Sevilla - juan flores
deuda de más de cinco millones

Los impagos de la Junta amenazan con «el colapso» del Consorcio Metropolitano de Transportes

El presidente de la CES, Miguel Rus, denuncia que los problemas de liquidez podrían suponer el despido de 600 personas

Actualizado:

La Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) ha denunciado este martes la grave situación que atraviesan las empresas del Consorcio de Transporte Metropolitano de Sevilla por la deuda de más de cinco millones que tiene contraída la Junta de Andalucía con ellas.

Esta deuda «está poniendo en serio riesgo la continuidad de la actividad empresarial en algunas de las que actualmente prestan el servicio», ha alertado la patronal sevillana en un comunicado.

Además, ha advertido de que, si la Junta no empieza a liberar pagos, el «sistema de servicio se colapsará y pondrá en peligro la movilidad en autobús del ciudadano en el área metropolitana de Sevilla».

Aunque las empresas han seguido cumpliendo su compromiso de servicio público, a pesar del incumplimiento de las distintas administraciones que convergen en el Consorcio, los problemas de liquidez «afectarán sin duda al empleo de los más de 600 trabajadores que actualmente prestan sus servicios», según la CES.

A esperas de una reunión con Elena Cortés

El presidente de la CES, Miguel Rus, envió en julio una carta al director general de Movilidad de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta en la que se le solicitaba una reunión para exponerle este problema y buscar soluciones, pero esa reunión no se ha producido todavía, según la nota.

Las empresas de transporte metropolitano de Sevilla acarrean este problema desde hace años debido a la configuración del Consorcio y la falta de compromiso de las administraciones locales.

Por eso, la CES ha zanjado: «No caben ya políticas de parcheo, sino una auténtica apuesta por una nueva configuración del Consorcio en la queden claras las competencias y compromisos de los integrantes y evite que se lleguen a producir deudas de esta envergadura».