Sede del BCE, en Francfort
Sede del BCE, en Francfort - REUTERS

Las 15 entidades españolas aprobaron los test de estrés del BCE del año 2014

Este año habrá nuevos exámenes pero en este caso solo se presentarán seis bancos

MADRIDActualizado:

La banca española no necesitará captar más capital a raíz del ultimo examen europeo a la banca, realizado en el año 2014. El sector celebró en su día con euforia los resultados del examen del Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA), ajeno a que el futuro no estaría exento de incertidumbre, como la caída en picado de la rentabilidad y de ingresos o la competencia de nuevos profuctos, como los "fintech". En las dos anteriores pruebas de resistencia, los bancos españoles salieron relativamente mal parados por la debilidad de las cajas. En el año 2014, sin embargo, tras las inyecciones públicas de 40.000 millones recibidas y las provisiones realizadas por las entidades, la situación ha cambiado.

Liberbank fue la única entidad española entre las 25 de la zona euro que no aprobaron el test de solvencia europeo, por un déficit de capital de 32,24 millones, pero la entidad presidida por Manuel Menéndez tomó medidas para reforzar su capital por 636,76 millones durante 2014, con lo que este déficit de capital está sobradamente cubierto. Liberbank, además, aprueba la parte de las pruebas de resistencia, con un 5,62% en el escenario adverso, por encima del 5,5% exigido, sin necesidad de la ampliación.

El resto de entidades españolas superó los umbrales establecidos en el ejercicio con un margen de holgura considerable. De hecho, la ratio de capital de todas las entidades españolas excepto una (Liberbank) superó en más de 2 puntos porcentuales el umbral del 5,5% que se estableció para el escenario adverso de las pruebas de resistencia. Teniendo en cuenta las medidas tomadas en 2014, Liberbank pasaría la prueba con un margen muy superior a los 2 puntos porcentuales.

Para el conjunto del sector, en el escenario adverso se observó una reducción de la ratio de capital de 3 puntos porcentuales en la media europea. En España este impacto ha sido mucho menor, situándose en torno a 1,4 puntos porcentuales. Como consecuencia de las pruebas, 25 entidades de la zona euro han quedado por debajo de alguno de los umbrales establecidos y por tanto de acuerdo con la metodología presentaban con los datos de finales de 2013, un déficit de capital de 24.600 millones de euros, de los que faltan por cubrir menos de 10.000 millones.

Tra el aprobado de 2014 ahora vienen los nuevos test de estrés. La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) anunció hace unos meses el lanzamiento de las pruebas de resistencia o test de estrés a la banca para el año 2016. Las pruebas de este año se limitarán a solo 53 bancos, que acaparan el 70% de los activos del sector, según el borrador publicado por el organismo. De ellos, 39 serán bancos supervisados por el BCE, es decir, entidades de la zona euro. Son muchas menos entidades que en anteriores ocasiones. Solo habrá seis bancos españoles sometidos a las pruebas: Santander, BBVA, CaixaBank (a través de Criteria Caixa Holding), BFA-Bankia, Banco Popular y Sabadell.

Tras Alemania, con 10 entidades examinadas (incluida la financiera de Volkswagen), España y Francia son los países con más bancos examinados. Italia tiene cinco entidades y Reino Unido, Holanda y Suecia, 4 cada uno.

Para el resto de entidades significativas no cubiertas por las pruebas de la EBA, el BCE realizará en paralelo sus propios test de estrés. Aunque la metodología será similar a la de la EBA, se tendrá en cuenta su menor tamaño y complejidad. Los resultados le servirán al BCE para medir las necesidades de capital de esas entidades.