Oficinas del Banco Popular y del Santander
Oficinas del Banco Popular y del Santander - REUTERS

El Banco Santander estudiará una solución para los minoristas del Popular que perdieron su dinero

El vicepresidente de Santander España, Juan Manuel Cendoya, ha adelantado que la marca va a continuar durante un tiempo, pero que cuando termine el proceso de unión se acabarán integrando

MADRIDActualizado:

El Banco Santander concretará en los próximos días una solución a los pequeños accionistas del Popular que que acudieron a la ampliación de capital de 2.500 millones del pasado verano y que han perdido toda su inversión tras la resolución de la entidad decretada por la Junta Única de Resolución. La noticia ha sido avanzada en la Cadena Cope por el vicepresidente de Santander España, Juan Manuel Cendoya, quien ha indicado que el grupo va a analizar bien todas las situaciones y «una vez que acabemos todo el proceso de análisis, en los próximos días podremos ser más concretos».

«Las autoridades administrativas son la que intervienen y dicen que las acciones del Banco Popular se amortizan y su valor es cero. Pero como sabemos que este ha sido un momento duro, canalizaremos bien todas las situaciones para ver qué se puede hacer con los pequeños accionistas y estamos avanzando rápido», ha aclarado Cendoya en declaraciones en «Herrera en Cope».

«No obstante -ha agregado- ya dijo Ana Botín (presidenta del Santander) que vamos a analizar bien todas las situaciones para ver qué soluciones se pueden tomar con los pequeños accionistas que son clientes del banco y que fueron a la ampliación de capital del Popular de hace un año. Creo que una vez que acabemos todo el proceso de análisis, en los próximos días podremos ser más concretos».

Cendoya ha indicado además que las autoridades europeas decidieron intervenir porque el pasado miércoles el Banco Popular no tenía liquidez para abrir. «Si cerraban la oficina, los cajeros y la pagina web, los clientes no habrían podido concursar. Era una situación crítica», ha explicado Cendoya.

Asimismo, el vicepresidente del Santander España ha desvelado que tras decidirse la opción de la adquisición, el Banco Popular se ofreció a cinco entidades y que finalmente quedaron dos que firmaron «pacto de confidencialidad». «El martes se nos dice que presentemos una oferta y esta la hace el Santander. Es una suerte lo que ocurre en España, esto, por ejemplo no ha pasado en Italia con algunas entidades. Así se produce la adquisición por un euro y 7.000 millones de capital», señala Cendoya.

«Lo bueno es que con esta adquisición el miércoles todo pudo volver a funcionar, hubo tranquilidad en clientes, trabajadores, no afectó a la marca país. El coste de la operación para el Santander es de 7.000 millones, pero la verdad es que no ha tenido costes, ni para las arcas públicas ni para los clientes del Popular», añade.

Cendoya también ha adelantado que la marca del Banco Popular va a continuar durante un tiempo, pero que cuando termine el proceso de unión se integrará con la del Banco Santander.

El pasado verano Banco Popular llevó a cabo una ampliación de capital con la que captó 2.500 millones de euros y con la que pretendía sanear su balance, lastrado por su exposición inmobiliaria.

En esa ampliación de capital participaron algunos de los accionistas de referencia del Popular, entre ellos la familia del magnate mexicano Antonio del Valle o la entidad francesa Credit Mutuel, pero también muchos pequeños accionistas clientes del banco e incluso buena parte de la plantilla.