Protesta contra el proyecto del AVE británico
Protesta contra el proyecto del AVE británico - REUTERS

Las compañías españolas se quedan fuera del proyecto de construcción del AVE británico

Acciona, ACS, FCC y Ferrovial, que habían sido preseleccionadas para pujar por la primera fase, no han conseguido el contrato

MADRIDActualizado:

High Speed Two (HS2), la sociedad pública promotora de la Alta Velocidad británica, ha hecho público este lunes el listado de empresas que participarán en la construcción del primer tramo del AVE británico. Acciona, ACS, FCC y Ferrovial, que habían sido preseleccionadas para pujar por la primera fase, se han quedado fuera del contrato.

Finalmente, HS2 ha adjudicado la construcción de esta fase en la zona sur al consorcio formado por Skanska Construction (Suecia), Costain Ltd (Reino Unido) y Strabag (Austria). De la zona central se encargarán, por su parte, Bouygues Travaux Publics (Francia), VolkerFitzpatrick (Reino Unido), Sir Robert McAlpine (Reino Unido), Carillion (Reino Unido), Eiffage Genie Civil (Francia) y Kier Infrastructure and Overseas Ltd (Reino Unido). Para la zona norte se han seleccionado a las compañías Balfour Beatty Group (Reino Unido) y Vinci (Francia).

Por su parte, Acciona participaba junto a la firma irlandesa John Sisk, mientras que Ferrovial, Dragados y FCC concurrían en alianzas con firmas británicas Morgan Sindall, Gallifordtry y Laing O'Rourke, respectivametne.

Este tramo del AVE británico unirá las ciudades de Londres y Birmingham a partir de 2026. Está previsto que la línea de alta velocidad se complete hasta alcanzar Manchester y Leeds en 2033.

Ninguna de las firmas españolas ha logrado, por tanto, hacerse un hueco en un megacontrato cuantificado en cerca de 7.500 millones de euros, aunque aún queda pendiente la adjudicación de otras fases del contrato, como la entrega de los trenes de alta velocidad, a la que podrán optar empresas punteras españolas como Talgo y CAF, o la construcción del corredor entre Mánchester y Birmingham.

El secretario de Transportes de Reino Unido, Chris Grayling, indicó que esta línea de AVE representa un "paso importante" en la construcción de la nueva red ferroviaria británica y refleja la determinación del Gobierno de ofrecer una economía que funciona "para todos".

Así, Grayling apuntó que HS2 ofrecerá conexión entre las ciudades de mayor importancia del país, con el fin de impulsar el crecimiento económico, en línea con la necesidad de ofrecer más plazas para viajeros y mejores posibilidades de conexión entre los grandes núcleos urbanos.

Por su parte, el presidente de HS2, David Higgins, explicó que estos contratos de la primera fase permitirán la creación de 16.000 empleos en Reino Unido y afirmó que la entidad podría transportar en esta línea a más de 300.000 personas al día.