El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno
El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno - Maya Balanyá

Gimeno no acudirá e impugnará el consejo que tiene previsto destituirle hoy

El presidente de El Corte Inglés ya ha pedido medidas cautelares ante el juez

MadridActualizado:

No habrá transición ni ordenada ni pactada con el protagonista. Al final llegó el día D y las espadas siguen en todo lo alto. Porque hoy es ya la reunión en la que la mayoría del consejo de El Corte Inglés tiene previsto destituir a su presidente, Dimas Gimeno, que ni acudirá a ella ni mucho menos pondrá las cosas fáciles, de hecho, la impugnará.

En el orden del día también está previsto nombrar un nuevo presidente, que con altas probabilidades será uno de los actuales consejeros delegados, Jesús Nuño de la Rosa. Será el quinto presidente del grupo de grandes almacenes y el primero que no pertenece a la familia.

Gimeno convocó el pasado martes su propio consejo extraordinario para el próximo 12 de julio, si bien lógicamente tiene visos de no celebrarse si deja de ser presidente. En él incluía también un plan para su sustitución pero diferente en tiempo y forma y sí consensuada. No obstante, el actual presidente de El Corte Inglés mantiene que el consejo de hoy no está dentro de la legalidad y de que no acudirá porque si lo hace «le daría legitimidad a algo que considera que no la tiene».

El propio Gimeno sigue asegurando que el consejo de hoy -a petición de seis consejeros el pasado 4 de mayo- «no tiene sentido porque su cese ya se debatió en la reunión ordinaria del 30 de mayo». Por ello, afirma a este periódico, ya ha pedido «medidas cautelares en los juzgados donde ha interpuesto además una demanda en contra de su celebración». «La clave está -continúa- en que habrá que explicar muy bien que ocurrió en ese consejo ordinario y por qué me tuve que ausentar del mismo para tratar mi cese, lo que precisamente invalida la celebración del de hoy».

Tras el relevo, el próximo paso del consejo -liderado por sus primas, Marta y Cristina Álvarez- será desposeerle también de su cargo como consejero, asunto que se llevará a la junta de accionistas del último domingo de agosto, donde los minoritarios tendrán también que retratar se como pide Gimeno.