AFP

El Gobierno advierte a Atlantia que todavía no ha autorizado su opa sobre Abertis

Fomento y Energía envían dos requerimientos a la CNMV para que el regulador reclame a la compañía italiana esta solicitud de aprobación en su folleto

MadridActualizado:

Cuando Altantia se postuló para comprar Abertis, allá por el mes de mayo, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, repitió en varias ocasiones una advertencia contundente: la operación debía ser autorizada por el Gobierno.

La opa de la firma italiana sobre el grupo de concesiones español se formalizó en junio. La CNMV la aprobó en octubre. Es ya diciembre y el Ejecutivo sigue sin recibir la petición de autorización de la oferta.

Los Ministerios de Fomento y Energía han decidido tras el Consejo de Ministros enviar dos requerimientos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por la «ausencia de petición de autorización» en la opa lanzada por la compañía italiana. La intención del Ejecutivo es que el regulador «subsane este defecto», contrario a la legislación .

Fomento y Turismo justifican la necesidad de aprobación al afirmar que Abertis «controla la mayoría de las empresas concesionarias de autopistas de peaje españolas» y tiene una participación signficativa en Hispasat, el operador de los satélites calificado como un «activo estratégico» por el Gobierno. Ambos Ministerios sostienen que el requerimiento se basa en un informe de la Abogacía General del Estado que señala que, «aunque no es completamente seguro», es «razonable» exigir la autorización.

La notificación del Ejecutivo, que asegura no «prejuzgar» la oferta, aclara que Hochtief, la competidora de Atlantia en la puja por Abertis, sí solicitó esta autorización, que se está analizando.

Atlantia ha respondido asegurando que siempre se ha adaptado «a cualquier solicitud de la CNMV y ha actuado en coherencia con cualquier legislación aplicable». La compañía ha añadido que ya había comunicado a los Ministerios su «disponibilidad para suministrar cualquier información».

La CNMV, por su parte, ha defendido que al aprobar la opa entendió que, «aun en el caso de que la toma de control indirecta sobre las concesionarias citadas de autorización administrativa, la cuestión no debía afectar a la autorización de la oferta». El regulador examinará ahora ambos requerimientos.