Luis de Guindos, minutos antes de comparecer en el Parlamento - EFE

De Guindos apela a su independencia como aval para entrar en el BCE

El ministro en su discurso en el Parlamento Europeo apela a su experiencia y en la recuperación económica en España

MadridActualizado:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha hecho gala de la recuperación económica española durante su comparecencia en el Parlamento Europeo ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios por su candidatura a la Vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), cuya resolución se conocerá a final de este mes. En su discurso, Guindos ha presentado como sus grandes avales tanto su independencia como su experiencia y la buena marcha de España. «Aunque yo no he sido nunca parlamentario en España ni he ido jamás en una lista electoral, sí me gustaría aprovechar la ocasión para defender que haber formado parte de un Gobierno o mantener una determinada adscripción política no supone menoscabo alguno de la defensa de la independencia de las autoridades monetarias», ha explicado.

Además, como miembro más antiguo del Eurogrupo, también ha recordado que ha estado presente en la puesta en marcha de organismos como el Mecanismo Único de Supervisión y del Mecanismo Único de Resolución, herramientas que «han demostrado muy útiles y eficaces durante la reciente resolución y venta del Banco Popular», ha recalcado.

Ha incidido también en la necesidad de continuar profundizando la armonización de los mercados europeos mediante la combinación de medidas de reducción y de mutualización de riesgos. Para ello, Guindos subraya que el BCE debe «estar saneado y sin mostrar fragmentaciones además de realizar reformas políticas y estructurales».

Sobre el BCE, defiende su independencia para que la estabilidad en los precios perdure. «Mi experiencia durante este tiempo no ha hecho sino corroborar la importancia de defender esta independencia, no sólo en el BCE sino en cualquier supervisor», ha explicado.

Por último, ha desgranado las aportaciones que haría como vicepresidente en el caso de ser elegido (algo que conlevaría su cese como ministro de Economía), ya que piensa que después de la crisis, la institución tiene varios retos por delante. «Creo que es importante ampliar la gama de perfiles profesionales y trayectorias en el Comité Ejecutivo del BCE para fomentar este tipo de perspectiva integral», ha comentado, además de volver a incidir en su amplia experiencia en toda su carrera política.