Economía

Santander abre su oferta de compensación a accionistas y bonistas del Popular

A cambio de que renuncien irrevocablemente a cualquier demanda, el banco que preside Ana Botín ofrece durante tres meses hasta 981 millones de euros en obligaciones perpetuas

Sucursales del Banco Santander y del Banco Popular juntas
Sucursales del Banco Santander y del Banco Popular juntas - JAIME GARCÍA
Reuters Madrid - Actualizado: Guardado en: Economía

Banco Santander registró ayer martes con el regulador bursátil el folleto de emisión de unos bonos de fidelización con los que busca compensar a algunos accionistas y bonistas de Banco Popular que perdieron su inversión como consecuencia de la resolución de la entidad y su venta al grupo cántabro por un euro.

A cambio de que renuncien irrevocablemente a cualquier demanda, Santander ofrecerá desde esta semana y hasta el 7 de diciembre a algunos de los inversores minoristas de Popular hasta 981 millones de euros en obligaciones perpetuas contingentemente amortizables.

La oferta va dirigida a inversores que compraron acciones de Popular entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016, cuando el banco efectuó su última ampliación de capital por unos 2.500 millones de euros y también a aquellos que adquirieron obligaciones subordinadas computables como Tier 2 de las emisiones de 29 de julio de 2011 y 14 de octubre de 2011.

Santander estima en unos 680 millones de euros el coste de la emisión para la entidad, pero dijo que la operación no tendrá impacto adicional en el capital del grupo teniendo en cuenta los ajustes que se realizaron tras la adquisición de Popular.

En el folleto de emisión, el banco dijo que la acción de fidelización tampoco tendrá impacto en la cuenta de pérdidas y ganancias y que su impacto en patrimonio neto "no será significativo".

Al margen de esta opción, bonistas y accionistas del Popular han interpuesto medio centenar de demandas en distintos tribunales en contra de la resolución. Algunas de las demandas piden una compensación de hasta 1,85 euros por cada acción de Popular.

Un mes antes de su resolución, Popular declaraba un valor patrimonial en 10.777 millones de euros a pesar de que, con motivo de la intervención se elaboró un informe independiente que arrojó una valoración económica negativa de entre 2.000 millones y 8.200 millones de euros de la entidad en dos escenarios.

Popular capitalizaba unos 1.300 millones de euros el día de su resolución, que dejó a cero el valor de las acciones y también el de 1.900 millones de euros emitidos en bonos convertibles y subordinados.

Toda la actualidad en portada

comentarios