Sede corporativa del Santander en Boadilla del Monte (Madrid)
Sede corporativa del Santander en Boadilla del Monte (Madrid) - EFE

El ERE del Santander en servicios centrales se centra en Madrid, Galicia y áreas duplicadas

Banco y sindicatos negociarán desde este jueves una rebaja de los 1.585 despidos planteados por el grupo

MADRIDActualizado:

Las conversaciones entre la dirección del Santander y los sindicatos de cara al ajuste de empleo en los servicios centrales para absorber el Popular avanzan rápidamente. Y es que el grupo, que ha planteado hasta 1.585 despidos y 575 recolocaciones, quiere cerrar un acuerdo antes de final de este mismo año. Ayer, en la segunda reunión en menos de una semana, la entidad informó a los representantes de los trabajadores de que el grueso de ese recorte afectará a servicios centrales de ambos bancos en Madrid, los del Popular en Galicia y algunas de las áreas con mayores duplicidades.

En concreto, los centros afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) serán, en el caso del Popular, todos sus servicios centrales en Madrid y La Coruña, así como las áreas de Auditoría, Recuperaciones, Servicios Centralizados y Prevención de Riesgos Laborales, según comunicaron los sindicatos CC.OO. y UGT.

En el Santander se verán afectados sus servicios en Madrid (la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, el Edificio Marpe y el Mesena, antigua sede de Banesto) y las unidades de Recuperaciones y de Control de Red en diversas provincias de toda España. En todo caso, las centrales sindicales aclaran que el ajuste fuera de Madrid en el caso del Santander será escaso.

Las negociaciones se producirán ahora por separado en el Santander y en el Popular, al no estar aún societariamente fusionados. Entre las dos entidades suman 7.000 empleados en servicios centrales, la mayoría en centros de Madrid y una presencia significativa en Galicia heredada de la compra del Pastor por el Popular. Los planes del grupo pasan por hacer el ajuste aplicando criterios de meritocracia y enfocándolo en aquellas áreas con más duplicidades entre ambos bancos.

Prejubilaciones

De ahí que por ejemplo el grupo haya planteado recolocar a 575 trabajadores del Popular relacionados con la plataforma informática en las áreas de Tecnología y de Operaciones del Santander al considerarlos trabajadores esenciales de cara a la integración tecnológica de Santander y Popular, que se completará en 2019, lo que dará paso al ajuste en la red comercial.

Los sindicatos reclaman precisamente a la dirección, con el objetivo de reducir la cifra de 1.585 despidos planteados —podría bajar a entre 1.000 y 1.200 salidas— mediante bajas incentivadas y prejubilaciones, que se eleve el número de esas recolocaciones internas, incluso desde los servicios centrales a la red comercial, esto es, a las oficinas y centros de empresas.

La próxima reunión entre sindicatos y dirección será este mismo jueves, cuando se abrirá ya el periodo de consultas del ERE y por tanto la negociación propiamente dicha. Junto a esa petición de más recolocaciones y flexibilidad -excluida la movilidad geográfica-, los representantes de los trabajadores plantearán un acuerdo de prejubilaciones con edades por debajo de los 58 años que plantea el banco.