Ángel Camacho Perea, director general de la firma
Ángel Camacho Perea, director general de la firma - ABC

Ángel Camacho lanza potitos de fruta para bebés

La empresa sevillana de aceitunas, aceite, mermeladas e infusiones factura 210 millones de euros

SEVILLAActualizado:

La empresa de alimentación Ángel Camacho, fabricante entre otros productos de las aceitunas y encurtidos Fragata, las mermeladas La Vieja Fábrica y las infusiones funcionales Susarón, acaba de lanzar al mercado una gama de alimentación infantil. Siguiendo el proceso de diversificación marcado en su plan estratégico, esta compañía familiar sevillana de cuarta generación ha creado una cuidada línea dirigida a los niños basada en frutas y que ha denominado «La Vieja Fábrica Peques», según informó ayer en un comunicado.

Grupo Ángel Camacho cerró el ejercicio 2017 con unas ventas consolidadas de 210 millones de euros y cuenta con una plantilla de 795 empleados. La actual estrategia corporativa recoge inversiones relevantes en la mejora de sus procesos industriales, así como en la mejora de las instalaciones de procesado y envasado de sus diferentes líneas de producto (aceitunas, mermeladas, infusiones). En los tres últimos años ha invertido 10 millones de euros en la construcción de un nuevo almacén logístico automatizado en Morón de la Frontera y la modernización de su fábrica de Espartinas, entre otros.

«Tras varios años de duro trabajo, La Vieja Fábrica, una de las marcas de bandera de la compañía, entra en una nueva y exigente categoría de productos, la de la alimentación infantil», subraya la compañía. Este trabajo previo ha implicado dos profundas investigaciones de mercado, en las que, entre otras cosas, se ha testado el producto real con los propios bebés, destaca.

Sus marcas emblemáticas son Fragata, La Vieja Fábrica y Susarón

«La Vieja Fábrica Peques» llega a los lineales con dos gamas de productos: una de seis potitos de fruta, cuatro de ellos con mezclas de frutas, y dos que además de la fruta añaden galletas; y una línea de cuatro bolsitas (pouches) de frutas, formato que en los últimos años ha irrumpido de forma importante en el mercado de la alimentación infantil.

Este nuevo lanzamiento «es el resultado de la experiencia, tradición y cuidado de las materias primas. Se selecciona únicamente la mejor fruta, con un proceso de elaboración tradicional, como antes, como hecha en casa, que busca conquistar el paladar de los más pequeños de la casa, y la confianza de sus padres», destaca la firma dirigida por Ángel Camacho.

Todas las referencias destacan por un etiquetado totalmente limpio: 100% frutas, cien por cien natural, sin aditivos, sin azúcares añadidos, sin gluten y con vitamina C. Además, La Vieja Fábrica Peques no utiliza almidones ni espesantes, y tampoco aceite de palma en las variedades que contienen galleta.

Ángel Camacho exporta a más de 90 países y es actualmente el principal proveedor de aceitunas de mesa en todo el mundo. La compañía familiar, que supera los 120 años de historia, tiene una filial americana, Mario Camacho Foods y tiene también filiales en Polonia, donde en 2007 adquirió la empresa de mermeladas y conservas de fruta Stovit, y en Reino Unido.