Imagen del futuro hotel en la avenida de la Buhaira
Imagen del futuro hotel en la avenida de la Buhaira - RAÚL DOBLADO
BOOM DEL TURISMO

La antigua sede de Abengoa será un hotel de cinco estrellas

El grupo Salvo Global Property, compuesto por empresarios sevillanos y mexicanos, adquiere el inmueble y hará un establecimiento de 174 habitaciones

SEVILLAActualizado:

El sector inmobiliario sevillano ha registrado una de esas operaciones que marcan una clara tendencia sobre cuál es la evolución del mercado. El grupo Salvo Global Property —compuesto por socios sevillanos y mexicanos— firmó ayer la adquisición de la antigua sede de Abengoa en la esquina de las avenidas de La Buhaira y Luis Montoto, un edificio que aún pertenecía a la compañía que preside Gonzalo Urquijo, aunque lleva ya varios años desocupado.

El importe global de esta operación ha superado los 18 millones de euros y ha existido una enorme competencia en el tramo final de la venta, con más de una decena de inversores y empresas que han hecho sus ofertas dentro del proceso que ha dirigido Abengoa.

Salvo Global Property nació hace dos años en Sevilla de la mano de los empresarios hispalenses José y Juan Delgado García, junto al inversor mexicano Álvaro Torres Rodríguez. «Hemos comprado un gran edificio, perfectamente situado y con todas las características necesarias para hacer un magnífico hotel de cinco estrellas», apunta Torres Rodríguez, que añade que la configuración de este inmueble permite la reconversión de su actual uso de oficinas al hotelero de una manera relativamente sencilla. De hecho, los compradores sospechan que el edificio ya se diseñó en su origen barajando la posibilidad de que pudiera ser reconvertido en hotel en el futuro. «Saldrían 174 habitaciones, además de diversos salones para realizar convenciones y celebraciones y de un gran restaurante». Otra ventaja es que el edificio cuenta con un parking subterráneo de 170 plazas.

Negociaciones con una cadena

La compañía ya ha iniciado la negociación con diversos grupos especializados para la futura gestión del hotel. La inversión total para la compra del edificio y su adecuación como establecimiento de cinco estrellas será de entre 38 y 40 millones, un importe que oscilará en función de las especificaciones que imponga la cadena que finalmente asuma la operación de este activo. Juan Antonio Delgado García está convencido de que será un hotel emblemático en la ciudad. «Está al lado de la estación de Santa Justa, se puede llegar al centro histórico dando un paseo, tiene una salida muy rápida hacia el aeropuerto, y la propia fachada del edificio permite hacer un establecimiento con una gran presencia en la ciudad», apunta el fundador de Salvo Global Property.

Detalle de la fachada
Detalle de la fachada - ABC

La historia reciente de este edificio marca, en parte, la propia evolución del mercado inmobiliario en los últimos cuatro años. Cuando comenzó la crisis de Abengoa, la multinacional sevillana puso este activo en el mercado por 14 millones de euros. En aquel momento, a inicios de 2016, recibió ofertas muy agresivas que no llegaron a cubrir este importe. Finalmente, la multinacional sevillana logró saldar una deuda con la Seguridad Social de 16 millones de euros aportando como prenda esta sede. A partir de ahí, inició un nuevo proceso de venta en el que el importe para la puja comenzaba en los 18 millones, una cifra a partir de la cual han pujado más de una decena de empresas. Con lo cual, en dos años la revalorización del activo ha sido muy relevante, lo cual muestra que las expectativas de los inversores en torno al mercado hispalense han mejorado sensiblemente.

Otras grandes operaciones

En 2016 y 2017 ya ha habido grandes operaciones que constatan el interés de los fondos por aterrizar en Sevilla. El pasado año, la socimi Merlin Properties adquirió la concesión de la Zona de Actividades Logísticas del Puerto de Sevilla y el fondo británico Shaftbury pagó más de 20 millones de euros por el edificio de oficinas de Generali en la Plaza Nueva. Previamente, el fondo Drago Capital desembolsó 25 millones de euros por la antigua sede del Banco Andalucía en la avenida de la Constitución, y la familia catalana Tous se hizo con la sede histórica de Telefónica (también en la Plaza Nueva).

El inversor mexicano Álvaro Torres Rodríguez apunta que esta inversión no será la última que realice en Sevilla. «Hasta el momento hemos acometido proyectos muy interesantes pero de menor escala; con el edificio de La Buharia hacemos nuestra mayor operación en esta plaza, aunque también será la más sencilla de rentabilizar;y a partir de ahora apostaremos de forma aún más decidida por Andalucía, donde hemos detectado numerosas posibilidades de crecimiento».