Economía

Una empresa catalana gestionará 800 plazas de tres parking públicos

ByPark asume la deuda de 1,8 millones con el Ayuntamiento, dueño de los garajes

El parking de Triana está bajo la Plaza Pedro Santos Gómez
El parking de Triana está bajo la Plaza Pedro Santos Gómez - ABC

El conflicto generado tras la liquidación de la empresa Matahacas, concesionaria de tres aparcamientos subterráneos en la capital hispalense de propiedad municipal, que suman alrededor de 800 plazas, ha entrado en vías de solución. El juez concursal ha aprobado la adjudicación de los garajes a ByPark, la marca especializada en gestión de aparcamientos de Blue Horizon Projects, firma con sede en Barcelona.

Suman unas 800 plazas y se localizan en el Polígono de San Pablo, Triana y Nervión
Esta ha sido la única oferta que se ha presentado para la explotación de los parkings municipales y ahora tiene la última palabra el Ayuntamiento hispalense, que hasta llegó a plantearse el rescate de las concesión, tras la entrada en concurso de acreedores de Matahacas después de años de conflicto con los vecinos, dificultades económicas y embargos.

Los aparcamientos se localizan en el Polígono de San Pablo (calle Sinaí), Triana (Plaza Pedro Santos Gómez) y Nervión (Calle PabloPicasso, próxima a la estación de Santa Justa). Se trata de concesiones a muy largo plazo (95 años), que aún tienen un periodo de vigencia prolongado, de entre 40 y 25 años, según el caso.

Vecinos afectados

La situación afecta a un buen número de vecinos, tanto a los residentes que adquirieron las plazas pagando unos 15.000 euros por cada una, como a usuarios rotatorios, que llevan años sufriendo la mala gestión y la falta de un mantenimiento adecuado de los parkings.

Fuentes conocedoras de la operación han precisado que la oferta de ByPark incluye la asunción de la deuda que Matahacas tenía pendiente con el Ayuntamiento, que asciende a 1,8 millones de euros. Añaden que los pagos corrientes y los de la Seguridad Social de los empleados, el IVA o las cargas fiscales «están al día».

La nueva concesionaria se subroga los derechos y obligaciones que tenía firmados Matahacas, lo que implica la explotación de los aparcamientos por el plazo estipulado y el pago de los gastos y deuda pendiente.

En este momento crucial del proceso, la pelota está ahora en el tejado de la gerencia de Urbanismo que, en aplicación e la Ley de Contratos de Servicios Públicos, tiene que dar el visto bueno al plan de liquidación decretado por el juzgado, en el que se incluyen el contrato con la nueva empresa.

Urbanismo tiene que dar el visto bueno al plan de liquidaciòn el juez concursal
La gestión deficiente, «poco profesional y anticuada», se apunta como una de las causas de la insolvencia de la anterior concesionaria, en un negocio de alta rentabilidad en Sevilla como es el de los aparcamientos subterráneos. Junto a ello, otro factor que se apunta es el fracaso de otros negocios inmobiliarios de Matahacas, en concreto de una promoción en la localidad sevillana de Olivares, que pueden haber tenido efectos colaterales y arrastrado a su división de parkings.

En paralelo, hay un proceso judicial abierto tras la denuncia de la comunidad de residentes del aparcamiento de la calle Sinaí por mala administración y falta de justificación de las cuentas. También el Ayuntamiento confirmó en su día el embargo de la planta destinada a estacionamientos rotatorios de este mismo parking situado en elPolígono de San Pablo.

La judicialización del caso se produjo tras casi dos años de «batallas» vecinales planteadas por los propietarios de unas 300 plazas del parking de la calle Sinaí, que habían reclamado en reiteradas ocasiones las cuentas de la gestión a Matahacas sin ningún resultado positivo. En ese momento, los afectados alegaron que pagaban una cuota de mantenimiento mensual de 37 euros, una factura que consideraban «excesiva» en relación con el recibo que abonan vecinos de la zona por otros aparcamientos, en incluso del centro de Sevilla.

Toda la actualidad en portada

comentarios