Economía

Culminan los últimos trámites para relanzar la nueva Abengoa

El plan de viabilidad, pendiente solo de firma, inyectará 1.100 millones a la compañía

El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo
El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo - IGNACIO GIL
ABC Sevilla - Actualizado: Guardado en: Economía

Los documentos acerca de la reestructuración y del gobierno corporativo de Abengoa ya han sido aprobados, de modo que el proceso queda ahora pendiente de la firma del agente representante de los acreedores, según anunció la empresa en una nota remitida ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La firma de estos documentos permitirá avanzar en el cierre de la reestructuración, que habrá de conducir al desembolso de los cerca de 1.100 millones de euros de «dinero nuevo» previsto en la operación.

La aprobación de los documentos forma parte de lo previsto en varias cláusulas del contrato de restructuración. Tras este hito, el agente de la restructuración deberá firmar los documentos en nombre de los acreedores participantes, que son distintos de los proveedores de la financiación de dinero nuevo.

Según el acuerdo de rescate con sus bancos acreedores y los fondos para la reestructuración de su deuda financiera y su recapitalización, el grupo recibiría una inyección de «inero nuevo» de casi 655 millones de euros.

El importe total del «dinero nuevo» que se acordó prestar al grupo asciende a 1.169,6 millones de euros, aunque esta cantidad incluye los importes refinanciados de los préstamos recibidos por el grupo en septiembre y diciembre de 2015 y en marzo de 2016 (unos 515 millones de euros). Además, se incluían 307 millones de nuevas líneas de avales, y las entidades financiadoras que lo aporten tendrán derecho a recibir un 5% del nuevo capital social de Abengoa.

El acuerdo suponía para los acreedores aceptar una quita del 97%, manteniéndose el 3% restante con vencimiento a 10 años, sin devengo anual de intereses y sin posibilidad de capitalización.

El reparto del capital de la nueva Abengoa será de en torno al 50% para los bonistas y «hedge funds» y aproximadamente un 40% para la banca acreedora. Además, otro 5% quedará en manos de los avalistas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios