Juan de Pablo-Romero, José Luis García-Palacios y José María Elguero, en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla
Juan de Pablo-Romero, José Luis García-Palacios y José María Elguero, en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla - ABC
Informe Davos de riesgos globales

España, matrícula de honor en esperanza de vida y suspenso en confianza en los políticos

Rural del Sur y la consultora Marsh presentan las conclusiones del mayor «think tank» del planeta

SEVILLAActualizado:

¿Cuáles son los 30 riesgos que amenazarán al mundo en la próxima década?, ¿que tendencias actuales se pueden convertir en amenazas en el futuro?, ¿qué le pasaría a la humanidad si se produce un colapso como, por ejemplo, la falta de cosechas? Estas son las cuestiones a las que trata de responder el Foro Económico Mundial de Davos en su informe anual sobre riesgos globales.

Este Foro está considerado el mayor centro de influencia política, social y económica del mundo y «el mayor think tank del planeta», tal y como lo define José María Elguero, director del Servicio de Estudios de Marsh España. Esta consultora es socio estratégico de esta cumbre, que reúne cada año a los máximos mandatarios y a la élite económica internacional en la ciudad suiza que le da el nombre.

Marsh ha presentado esta mañana en Sevilla el Informe de Riesgos Globales 2018 del Foro Económico Mundial de Davos durante un acto organizado con la colaboración de Caja Rural del Sur, que se ha celebrado en el Hotel Alfonso XIII.

En la presentación han participado José Luis García-Palacios,presidente de Caja Rural del Sur, Juan de Pablo-Romero, director de Marsh en Andalucía y Extremadura y José María Elguero, director del Servicio de Estudios de Marsh España.

El informe se basa en una encuesta realizada a más de 800 expertos de todo el mundo, una información con la que se dibuja cómo será el escenario de riesgo a un plazo de diez años. «La reunificación de Alemania y la primera reunión de las dos Coreas se fraguaron en Davos», ha apuntado José María Elguero, para subrayar el poder de influencia y el carácter visionario de este cónclave.

Índice de competitividad

Uno de los capítulos más esperados de esta publicación es el Índice de Competitividad por países, una fotografía de 137 estados basada en 20 parámetros. En el correspondiente a 2018, España aparece en la posición número 34 del mundo. «Hay 33 mejores que nosotros pero cien peores», ha significado el experto.

Por tamaño de su PIB (Producto Interior Bruto), España forma parte de las potencias económicas más avanzadas, en un destacado lugar 16. Pero, ¿dónde saca la mejor nota?

La esperanza de vida es nuestra cualidad más sobresaliente. Los españoles somos los cuartos del mundo más longevos, solo superados por los japoneses, australianos e italianos. Y estos últimos nos han adelando en el último año, porque en 2017 estábamos en el podio. Este aspecto positivo tiene un lado inquietante apuntado por José María Elguero: «¿Podemos convertirnos en la mayor residencia geriátrica de Europa?».

En el polo opuesto, la deuda pública, próxima al 100% del PIB nacional, es nuestro punto más flaco, según la gráfica, ya que nos sitúa en el número 122 de todos los países analizados.

El nivel impositivo (107) y la confianza política (104) son otras dos asignaturas en las que España saca calificaciones deficientes.

La infraestructura ferroviaria (11) es, después de la longevidad, la mejor tarjeta de presentación de España, que también ocupa posiciones muy decorosas en tamaño del mercado (17), escuelas de negocio (13) o número de patentes (25). Y ello pese a que la calidad de la educación (72) o la competencia en matemáticas y ciencias (72) nos alejan de los países más avanzados.