Imagen de Geotexan en Riotinto
Imagen de Geotexan en Riotinto - ABC
EMPRESA

La familia Tarragó compra la compañía andaluza Geotexan

Esta antigua filial de GEA 21 fabrica tejidos sintéticos para el sector de la obra pública

SEVILLAActualizado:

Buenas noticias para Geotexan, una de las pocas filiales de GEA 21 que ha logrado sobreponerse a la crisis de este holding constructor (actualmente en liquidación). Esta compañía con sede en Riotinto —dedicada a la fabricación de tejidos sintéticos para el sector de la obra pública y las infraestructuras— iniciará una nueva etapa de la mano la familia catalana Tarragó, que formalizará la compra del 100% del capital a través de sociedades como Lacus Group, según ha podido saber ABC. Los nuevos propietarios, liderados por José María Tarragó, fueron accionistas de referencia de Ficosa, un proveedor para grandes marcas de automoción con una facturación de 1.000 millones de euros que fue adquirido por Panasonic en 2014.

Geotexan, por su parte, nació en 2002 impulsada por Rafael Morales, GEA-21 (formada por 12 constructoras), Composan Construcción y la caja de ahorros El Monte, con la meta de convertirse en el líder nacional en la fabricación de geotextil (un material utilizado en la construcción de carreteras, para la mejora del suelo y como anticontaminante). Sus mallas elaboradas con fibras de polipropileno protegen y aseguran el drenaje del terreno o su impermeabilización.

En estos años Geotexan ha esquivado una doble crisis: la de sus propios accionistas y la del sector de la obra pública, que en España lleva años sin repuntar. Hasta 2011 la compañía dirigida por Enrique Figueroa mantuvo sus ventas gracias a la cartera contratada con anterioridad. Posteriormente, tuvo un bache en el ejercicio 2012 que logró solventar buscando negocio en el mercado internacional. Actualmente distribuye sus textiles sintéticos en una veintena de países, especialmente en Reino Unido, Francia y Chile. Sus ingresos rondan los 13 millones de euros.

La llegada de Lacus Group aportará músculo financiero a la compañía para modernizar su maquinaria y hacer campañas en nuevos mercados, con lo cual dará estabilidad a la plantilla actual. La sociedad de los Tarragó ha realizado otras operaciones de carácter industrial, como la adquisición del 50% del fabricante de vidrio zaragozano Ariño Duglass (en la que invirtió más de dos millones para tomar un 50%), o la entrada en el fabricante soriano de puertas Norma Doors Technologies.

Esta adquisición se ha realizado dentro del proceso de liquidación de GEA 21, que poseía más del 50% de las acciones. El resto estaba en manos de CaixaBank (con un paquete heredado de Cajasol), el fabricante madrileño de materiales de construcción Composan y la sociedad Alibesa.