Imagen de los suelos que se desarrollarán en Sevilla Este
Imagen de los suelos que se desarrollarán en Sevilla Este - ABC
SECTOR INMOBILIARIO

Los fondos de inversión agotan el suelo de Sevilla Este

Las compañías constructoras miran ya a Entrenúcleos o Mairena del Aljarafe ante la falta de solares finalistas en la capital hispalense

SEVILLAActualizado:

La oferta de solares en Sevilla Este ya está casi agotada. Es más que un hecho simbólico y demuestra que hay un nuevo ciclo de expansión inmobiliaria caracterizado por el gran interés de las empresas promotoras en barrios y localidades de la periferia sevillana. También constata la escasez de suelo urbanizable que hay en el término municipal de la capital hispalense, lo que ha propiciado que las pocas bolsas de terrenos finalistas que había en el mercado hayan despertado una gran apetencia entre los inversores.

Si el ladrillo inició su renacimiento en 2015 en espacios muy escogidos del centro de la ciudad, en los siguientes dos años se ha acrecentado notablemente el interés por otras áreas de expansión para atender la nueva demanda que está generando el crecimiento de la economía. Fruto de esta tendencia es que en apenas tres meses se hayan vendido la práctica totalidad de los solares residenciales de Sevilla Este.

«Con algunas excepciones, todo lo que había en el mercado ha sido comprado», así que los suelos que quedan por desarrollar son para servicios públicos y dotacionales, explica Juan Aguilera, gerente de Gaesco, a ABC. Y este auge inversor en esta zona de la ciudad se debe a que «Sevilla se está quedando sin suelo finalista para hacer nuevas promociones, pues no se han desarrollado infraestructuras vitales como la SE-35, que es la arteria que debía impulsar todas las nuevas zonas de expansión metropolitana», remarca Aguilera, para quien «se han desaprovechado unos años preciosos para desarrollar el Plan General de Ordenación Urbana».

Inversión Q21

La última gran operación en Sevilla Este la ha protagonizado Q21 Real Estate, una inmobiliaria surgida de la unión entre el fondo de inversión estadounidense Baupost y la compañía española Grupo Pinar (una de las firmas más reconocidas del antiguo sector del ladrillo). Esta sociedad se ha hecho con un solar de 5.400 metros cuadrados en el final de la avenida Emilio Lemos, frente al centro comercial Aleste Plaza, en el que podrá levantar unas 164 viviendas. La compañía está tramitando los permisos para iniciar la edificación y, una vez que tenga luz verde, terminará las obras en un plazo de 26 meses. El solar que ha adquirido Q21 pertenecía a una compañía del sector en concurso de acreedores.

Esta operación de compra ha sido simultánea a las otras dos grandes inversiones que se han realizado en Sevilla Este, también con compañías que están en manos de grandes fondos de inversión. Una de ellas la lideró Vía Célere, controlada mayoritariamente por Värde Partner, que se hizo con suelo para desarrollar 1.700 pisos que pertenecía a BBVA. Y en paralelo, el fondo Activum compró parcelas para levantar más de 1.000 viviendas.

Recreación virtual de la promoción de Q21 en Sevilla Este
Recreación virtual de la promoción de Q21 en Sevilla Este - ABC

Una de las peculiaridades de estas tres operaciones es que Q21, Vía Célere y Activum deben iniciar la construcción de estos proyectos en un plazo breve de tiempo, ya que sus antiguos propietarios agotaron los plazos estipulados por el Ayuntamiento de Sevilla para promover estas residencias, lo que ha hecho que acaben inscritas en el registro de Solares del consistorio hispalense. A pesar de ello, el Ayuntamiento ha dado un año de moratoria para el cumplimiento de la normativa, lo que ha animado estas inversiones millonarias.

A juicio de Aguilera, el interés de estos fondos de inversión en Sevilla Este se ha dado porque han confluido diversos factores. «Hay una gran demanda embalsada en Sevilla de familias que en la crisis optaron por el alquiler y ahora están ya estudiando adquirir una vivienda, a lo que se une que los años de recuperación están propiciando que se generen nuevas familias con capacidad para comprar una de estas nuevas casas». Esta demanda potencial, unida a la escasez de suelo urbanizable en Sevilla, es la que ha disparado el interés por Sevilla Este, al igual que ya ocurrió con Hacienda Rosario (que perteneció a Gabriel Rojas y fue adquirida por Aedas Homes).

Interés en Entrenúcleos

En estas circunstancias, Aguilera estima que las futuras inversiones inmobiliarias no serán directamente en Sevilla, sino en los núcleos de población del área metropolitana, especialmente en Dos Hermanas (que sí se ha preocupado de desarrollar una zona como Entrenúcleos).

Aguilera estima que, por desgracia, el tiempo les ha dado la razón. «Si se hubieran hecho las tareas, ahora viviríamos una gran época para reactivar grandes proyectos residenciales: crece la demanda y la economía, la financiación está a unos precios muy razonables... pero todas aquellas zonas que requerían de la SE-35, como Higuerón Norte, Buen Aire, San Nicolás Oeste o Villanueva del Pìtamo, no tienen las infraestructuras necesarias para capitalizar este nuevo auge de la construcción».

A diferencia de otras ciudades, como Córdoba, donde el desarrollo de su Plan de Ordenación Urbano se ha acompasado perfectamente a esta reactivación del sector, en Sevilla «muchos de los proyectos urbanísticos no se van a desarrollar». Y es que otras de las características del nuevo ciclo es que «ningún promotor va a invertir en aquellas iniciativas en las que existe algún tipo de riesgo regulatorio o administrativo, con lo cual allí donde no se desarrollen todas las infraestructuras públicas necesarias no habrá empresas que empiecen a levantar nuevos barrios», concluye.