Manuel Cardoso, presidente de Grupo Aromas
Manuel Cardoso, presidente de Grupo Aromas - ROCÍO RUZ
EMPRESA

El grupo Aromas relanza los perfumes de Agua de Sevilla

La compañía, que posee una red de 114 perfumerías, compró la marca en 2017 e iniciará su internacionalización este año. Aromas logra unos ingresos de 128 millones de euros

SEVILLAActualizado:

El grupo Aromas ha culminado el relanzamiento de una de las marcas hispalenses más reconocidas de la pasada década. Hace doce meses —a través de la sociedad Royal & Parfums— se hizo con el portfolio completo de marcas así como las fórmulas y los diseños industriales de Agua de Sevilla, la firma fundada a finales de los noventa por Isabel Rodríguez de Quesada. Aquella fragancia fue diseñada en los laboratorios de Givaudan —que ha desarrollado los jugos de las firmas más prestigiosas del sector— donde se marcaron como objetivo «atrapar el aroma de la primavera sevillana», y se comercializó en las tiendas emblemáticas que sus antiguos propietarios abrieron en la calle San Fernando, la Plaza Nueva y el barrio de Santa Cruz.

Royal & Parfums ya ha actualizado el packaging y los estuches, así como los elementos promocionales (como los expositores) y todo el desarrollo comercial de la marca. «La mayor carga de trabajo y de tiempo se ha orientado a reintroducir Agua de Sevilla y Agua de Naranjos en la distribución especializada y los grandes almacenes, que nos han brindado un inestimable apoyo en este relanzamiento», indica Manuel Cardoso, presidente del grupo.

Actualmente están afinando la estrategia de marketing y comunicación con la meta de estudiar, en la segunda mitad de 2018, el salto al mercado internacional. «Tenemos unas perspectivas positivas, en 2017 ya hemos quintuplicado las ventas de 2016 y el reto es que el consumidor nos siga eligiendo, aportando valor al distribuidor y desarrollando nuevos proyectos desde Agua de Sevilla», subraya Cardoso.

Junto al proyecto de Agua de Sevilla, la segunda meta del grupo en estos meses ha sido la expansión de su red de perfumerías en Portugal, donde abrió en octubre de 2017 una tienda en el Mar Shopping Algarve (Faro), un centro comercial de Inter Ikea. «Hemos sido la primera cadena española en implantarnos en el país vecino, abrimos una filial en verano de 2015 y estamos realizando prospecciones para encontrar nuevas ubicaciones en el Algarve, la zona central del país y Lisboa, donde debemos desarrollar nuestro modelo con éxito y rentabilidad".

En este sentido, el empresario sevillano apunta que Portugal «ofrece grandes oportunidades, pero hay que aprender del consumidor luso, que tiene características y necesidades distintas al español». De hecho, Portugal está siendo también un laboratorio de pruebas para comprobar el éxito de Agua de Sevilla fuera de España. Aromas, con una red de 114 tiendas, logró en 2017 unas ventas de 128 millones de euros, tras crecer un 4,8%. Su plantilla ya roza los 610 trabajadores. Si bien tiene proyectos de aperturas (en espacios como el centro comercial de Torre Sevilla), su meta no es abrir nuevos puntos de venta en el mercado nacional.

Red de tiendas

«No estamos inmersos en la competición de tener muchas perfumerías, sino en ofrecer el mejor servicio al mejor precio». Por ello, el reto es consolidar y optimizar la red actual para «regirnos por la nueva métrica del retail, que nos obliga a ser todavía más competitivos con una estricta política de control de costes», incide.

Otro de los retos de Aromas está en el mercado digital, que en 2017 supuso el 1,4% de sus ventas. «Estamos desarrollando un plan de digitalización integral, que abarca la versión móvil de nuestra web, así como incrementar nuestra visibilidad en redes sociales y contenidos». Bajo esta premisa también están «abordadno de lleno el comercio electrónico en Portugal y reevaluando toda la cadena de valor para ser más eficientes y cumplir estrictamente los compromios de entrega de los pedidos».