El 80% de la plantilla de Qualytel Sevilla es femenina
El 80% de la plantilla de Qualytel Sevilla es femenina - ÁNGEL DE ANTONIO

Grupo Arvato anuncia el cierre de Qualytel, su «call center» con casi 200 trabajadores en Sevilla Este

La empresa comunica el despido colectivo a los 192 trabajadores tras casi 15 años operando frente a Fibes

SEVILLAActualizado:

La dirección de la empresa Arvato ha comunicado a la plantilla de Qualytel, su call center del barrio de Sevilla Este, su intención de clausur este centro de trabajo alegando pérdidas económicas, según informan fuentes del sindicato Comisiones Obreras.

La empresa ha declinado hacer declaraciones, aunque sí ha admitido que esta decisión se la comunicó formalmente a los empleados el pasado día 5 de octubre.

En este centro de llamadas para clientes externos trabajan actualmente 192 personas, el 80% mujeres. Qualytel Sevilla lleva alrededor de 15 años operando en la capital hispalense, en diferentes emplazamientos, antes de su último traslado a sus instalaciones actuales en Sevilla Este, frente al Palacio de Exposiciones y Congresos.

Un segundo «call center» en Jerez

Qualytel empezó a operar como empresa andaluza hasta que fue adquirida por el Grupo Arvato, de matriz francesa. Esta compañía ha entrado posteriormente en la órbita de la multinacional germana Bertelsmann.

Arvato cuenta en Andalucía con un segundo «call center», localizado en Jerez de la Frontera, en el que trabajan alrededor de mil trabajadores.

Los representantes de la plantilla sevillana niegan que el centro genere pérdidas económicas y alegan que mantiene contratos en vigor con importantes clientes, entre los que cita Seur, Quirón Salud, Gas Natural o Renault.

Fuentes de los sindicatos con representación en la empresa (CCOO, UGT y CGT) indican que el día 5 de octubre se notificó a las plantillas la intención de la dirección empresarial de iniciar un proceso de despido colectivo para cerrar el centro de trabajo.

Se abría así un plazo de 15 días para la conformación de la mesa social, estando previsto que la negociación comience la semana que viene.

Estas mismas fuentes informan que, a la espera de ver qué justificación y qué documentación acreditativa aporta la parte empresarial, «no se entiende de partida esta intención de la empresa, toda vez que las compañías afectadas (las filiales Qualytel y también TRIA, a la que está adscrita parte de la plantilla) dan beneficios».