La concesión de Los Amarillos requiere una flota de sesenta vehículos
La concesión de Los Amarillos requiere una flota de sesenta vehículos - ABC
TRANSPORTE EN AUTOBÚS

El grupo onubense Damas crece con las rutas de Los Amarillos

Se impone en una dura puja empresarial en el que participaban las principales empresas nacionales y regionales. Cubrirá las líneas entre Sevilla, Chipiona, Ronda y Málaga

SEVILLAActualizado:

La gran puja empresarial para hacerse con la principal licencia de Los Amarillos ya tiene un ganador. La Consejería de Fomento y Vivienda ha seleccionado a la alianza formada por la compañía onubense Damas y la madrileña Interurbana de Autobuses (Interbus) como adjudicataria del contrato de la línea VJA-089, que presta el servicio de transporte de viajeros por carretera de uso general entre Chipiona, Sevilla, Ronda y Málaga. En total, estos servicios requieren una flota de unos sesenta vehículos y una plantilla que supera los 130 trabajadores.

Los accionistas de la empresa Damas (la familia Aguado García) controlan también el capital de Interbus. Ambas sociedades han concurrido ya a otras adjudicaciones anteriores de forma conjunta, como en el caso de la concesión del transporte urbano en El Puerto de Santa María. Los ingresos de Damas rondan los 24 millones de euros y los de Interbus (y sus distintas filiales) rozan los 70 millones.

La concesión VJA-089 —que presta servicios en el ámbito de los Consorcios de Transporte de Sevilla, Bahía de Cádiz y Málaga— venía siendo objeto de una serie de «incumplimientos reiterados» por parte de Los Amarillos, como no tener en regla los permisos necesarios para el desarrollo de la actividad, calidad deficiente de su flota y alteración o anulación sin autorización ni previo aviso de expediciones. Todo ello obligó a la Consejería de Fomento y Vivienda a abrir un expediente para retirar la concesión y así poder garantizar un servicio público de calidad.

Puja empresarial

La Dirección General de Movilidad de la Consejería de Fomento invitó a las principales compañías del panorama nacional y andaluz para pujar por estas líneas. Por un lado, llamó a los dos líderes nacionales, como el grupo Alsa (que conecta todas las capitales andaluzas y tiene una posición muy sólida en las provincias orientales) y Avanza-Portillo (cuya fortaleza en la región está en la Costa del Sol). A su vez, las mayores empresas de capital regional recibieron esta invitación, como es el caso de Casal (fuerte en Sevilla, donde explota rutas de Tussam y del Consorcio Metropolitano de Transportes, además de la conexión con localidades como Utrera y Carmona). También figuraba la gaditana Comes (muy consolidada en el eje entre Cádiz y Sevilla). Y por último, contó con un consorcio liderado por la malagueña Vázquez Olmedo (que ha creado la unión de empresas Cambus para pujar por este contrato). Finalmente ha sido el grupo Damas-Interbus el que se ha impuesto en este puja.

La apuesta de alguna de estas firmas ha sido muy fuerte, ya que la ruta que ha perdido Los Amarillos tenía sinergias con la práctica totalidad de los candidatos (que podían complementar claramente sus servicios). Aún así, el ganador hace una apuesta arriesgada, pues debe hacer una inversión relevante a corto plazo y tendrá que revalidar la concesión en un concurso público dentro de apenas dos años.

Durante todo el procedimiento, la Consejería asegura que ha actuado conforme a la ley para «garantizar la calidad en la prestación de este servicio de transporte, además asegurar los puestos de trabajo de la plantilla que actualmente opera», ya que con la adjudicación del contrato, la nueva empresa está obligada a la subrogación de todos los empleados.