Sala interactiva de Concesur en la que el comprador recibe su nuevo Mercedes Benz
Sala interactiva de Concesur en la que el comprador recibe su nuevo Mercedes Benz - ABC
EMPRESA

El grupo sevillano Concesur entra en Vanauto y Automares

La firma se convierte en líder en Sevilla con la venta anual de más de 7.500 vehículos, 800 furgonetas y 350 camiones

SEVILLAActualizado:

El sector de los concesionarios ha entrado en una etapa de optimismo gracias a un incremento sostenido en la cifra de venta de vehículos. Tras unos años en los que se han dado movimientos de concentración en este negocio, han surgido compañías más eficientes y con mayor masa crítica. El grupo Concesur, concesionario oficial de Mercedes Benz en Sevilla, es un ejemplo de esta tendencia. La firma —que nació en 1973 vinculada a Pegaso— ha contado tradicionalmente con el concesionario de la A-92 a la altura de Alcalá de Guadaira y su emblemática tienda de la calle Arjona (frente al Puente de Triana). Hace dos años quedó como único concesionario de la marca alemana en Sevilla tras adquirir Comercial Mercedes Benz (que pertenecía a Daimler), cuyas instalaciones están en la avenida Kansas City.

Ahora ha dado el último paso en este proceso de crecimiento tras tomar participaciones significativas en las sociedades Vanauto (concesionario de Nissan) y Automares (que comercializa Peugeot). El presidente de Concesur, Joaquín Fernández-Vial, remarca que Concesur complementará así su actividad «con dos empresas, como Vanauto y Automares, de una gran solera, que son concesionarios de marcas de un enorme prestigio», afirma.

Vanauto y Automares tienen sus instalaciones centrales en la carretera de Su Eminencia y ambas cuentan con instalaciones en Tomares. Vanauto, a su vez, también tiene una sede en Dos Hermanas. Fernández-Vial indica que son zonas que atienden a áreas muy pobladas de la ciudad en las que ambas firmas «cuentan con una trayectoria muy consolidada». Con esta operación se crean sinergias «en un sector en el que los márgenes son cada vez más estrechos». El presidente de Concesur también apunta a que se «optimizarán los costes de la estructura y los servicios centrales, así como todos los costes indirectos que recaen sobre la venta de vehículos». Otra de las claves de este movimiento está en que el grupo aporta músculo financiero a estas compañías para prestar el mejor servicio posible.

Con esta inversión, Concesur elevará su cifra de ventas de 110 a 150 millones, y su plantilla pasará de 250 a 330 trabajadores. El grupo comercializará más de 7.500 coches al año, junto a 800 furgonetas y 350 camiones. «Hemos ganado volumen y esto, a su vez, nos debe ayudar a ser más eficientes», subraya.

En la época del boom en España se vendían 1,5 millones de vehículos; en apenas dos años esta cifra bajó a la mitad; ahora, tras varios ejercicios de recuperación, las ventas se han estabilizado por encima del millón de coches. «Con estos números se puede sostener este sector, pero el mercado hoy es muy competitivo y exige que las empresas estén bien dimensionadas». A su juicio, el servicio de posventa ha cobrado una enorme relevancia, ya que los vehículos suelen incluir un contrato de mantenimiento, y esto exige inversiones para tener siempre la mejor tecnología.

Concesur también ha llevado la digitalización al proceso de comercialización. La firma ha sido pionera en el sector de la automoción en la transformación de la metodología y el espacio de ventas y atención al cliente. En sus instalaciones de la A92, el comprador es atendido en espacios diáfanos y confortables, que han sido diseñados única y exclusivamente para la atención comercial. La firma crea unas sensaciones de atención dinámicas, a través del uso de pantallas táctiles, tablets y pantallas de gran formato. Al comprador se le entrega su vehículo en una sala interactiva, un espacio con una pantalla de 25 metros lineales donde el cliente se encuentra inmerso en una sensación digital en la que repasa las prestaciones del vehículo. «Hemos creado en el proceso de entrega una experiencia sensorial interactiva e informativa, que ayuda al cliente a entender mejor su nuevo Mercedes-Benz», indica el arquitecto Julio Fernández-Vial de la Puerta, que ha dirigido este proyecto.