Javier García-Mateo, socio de Financial Advisory de Deloitte
Javier García-Mateo, socio de Financial Advisory de Deloitte - JUAN FLORES
Economía

Los hoteles andaluces se venden baratos

Deloitte recomienda invertir en la modernización para duplicar el negocio

SEVILLAActualizado:

En Miami hay hoteles de cinco estrellas que son capaces de operar a 700 euros la noche y rendir al máximo. También los destinos playeros de calidad en Europa se cotizan mucho más alto que los andaluces del mismo rango. Hay ofertas en las extraordinarias playas de Huelva a 75 euros la noche por las que los extranjeros pagarían cinco veces más.

Estas son algunas de las afirmaciones que realizó ayer en Sevilla Javier García-Mateo, socio del grupo de asesores financieros de Deloitte, durante la presentación de un informe sobre el mercado de inversión y financiación de los activos hoteleros en Andalucía y España elaborado por esta consultora y presentado por las Asociación de Empresarios del Sur de España (Cesur).

Detrás de este desfase de tarifas están la obsolescencia de la planta hotelera y la falta de estímulos, o «excusas» programadas, para que la gente se reúna y así crear destino durante todo el año. «Todas las semanas hay un sarao en Miami. La administración invierte en promociones de arte o moda, por ejemplo, para atraer visitantes. Lo consiguen porque tienen sol todo el año, y ese es el caso de Andalucía. Sin embargo aquí el 80% de los hoteles cierra en temporada baja».

Según este experto, invertir en la modernización de los hoteles, aunque suponga un cierre temporal, «te permite duplicar la facturación» como recompensa. No obstante, el informe apunta que el rendimiento de los hoteles andaluces se ha disparado un 49% por el aumento de la ocupación y no tanto por la subida de las tarifas, al revés de como estaría sucediendo a escala nacional. «En Andalucía los hoteles están a reventar» y eso es lo que impulsa la rentabilidad del sector.

El factor precio también influye en la avidez de los inversores por los activos hoteleros tanto españoles como andaluces. «España está barata», afirma García-Mateo. Pese a ello, se ve una evolución al alza en el precio por habitación que se está pagando por el inversor, que está subiendo a doble dígito en los principales mercados andaluces, sobre todo en Málaga (12,4%) y en Sevilla (10,4%).

Socimis y fondos han invertido este año 320 millones en Andalucía, casi la totalidad en Málaga

Otra tendencia es que las socimis y los grandes fondos están desbancando al empresario hotelero clásico en la propiedad de los activos. «Los inversores llevan el dinero donde la economía va mejor, pero vienen a España no para quedarse. Se irán cuando rentabilicen las operaciones», augura.

Según los datos de Deloitte (que no incluyen todas las operaciones medianas o pequeñas que se están produciendo a escala regional), este año la inversión hotelera en Andalucía alcanza los 320 millones de euros, lo que supone un 12% del total nacional (2.700 millones). Málaga acapara casi el 100% de la inversión andaluza, con 300 millones y ocho de las nueve transacciones realizadas. La octava corresponde a Almería. La operación de mayor cuantía es la del hotel «Sol Príncipe», un cuatro estrellas malagueño que Starmel vendió a London & Regional Properties por 88,9 millones de euros.

En el capítulo de nuevas aperturas, este año se han inaugurado diez hoteles en la región, que aportan 800 camas. Además, otros tres han pasado por una reforma estructural y suman otras mil. De estas aperturas, dos corresponden a la provincia de Sevilla, en concreto, las de dos pequeños cuatro estrellas: «Kivir» y «Legado Alcázar», de 31 y 18 habitaciones. (Ver cuadro superior). En esta relación no aparece el Eurostar Torre Sevilla de la cadena Hotusa, que abrió el pasado septiembre una primera fase, aunque ha vuelto a cerrar para hacer una ampliación.